16 de noviembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El lado más desconocido de Belinda Washington: lo "cruel que puede llegar a ser"

Belinda Washington.

Belinda Washington.

Lleva muchos años de carrera sin parar pero tras algún tiempo en un discreto segundo ahora ha vuelto a copar titulares por la puerta grande y opiniones de todo tipo... y no todas buenas.

La actriz Belinda Washington ha hecho un hueco en su apretada agenda para asistir a los desfiles de la Semana de la Moda de Madrid. La actriz se ha convertido en toda una tendencia desde que se estrenó la tercera temporada de Paquita Salas. La canción entonada por Belinda, Cinco deditos, que trata en clave de humor los riesgos de relacionarse en la era de Internet, no ha dejado indiferente a nadie. 

Antes del desfile Belinda habló sobre su papel en la famosa serie española. A pesar de haber recibido duras críticas por parte de aquellos que piensan que Paquita Salas es una mancha en su carrera, ella está feliz y orgullosa de participar en la producción de la serie. 

En su opinión, el personaje que interpreta en Paquita Salas es un "regalo arriesgado, porque al principio era como: 'Dios mío esto es una bomba de relojería, ¿qué va a pasar aquí?'. Pero el mensaje que mandaron desde el principio Los Javis mezcla sensibilidad, mezcla humor. No puedo estar más feliz, más contenta y más honrada con mi herramienta, que es la de ser actriz, y de encarnar el personaje". 

Además, sostiene, "intentar honrar esa historia que cuenta de cómo apaleamos a la gente cuando se equivoca, de lo crueles que podemos llegar a ser. El circo romano muchas veces creemos que ya ha pasado a la historia y desgraciadamente sigue sucediendo. Tenemos que ser más humanos con nosotros y con todos los demás, todos nos podemos equivocar". 

Y eso es "de lo que habla Paquita y el personaje que me dejaron encarnar. Esto de los cinco deditos es como una vuelta de tuerca, parodia de darle la vuelta, un homenaje entre comillas a Leticia, a mi compañera con su historia. Es una vuelta de cómo somos los seres humanos ¿no? Cuando alguien se ha caído, como un árbol caído, podemos hacer leña o darle la vuelta".

Eso sí, si en la vida real le pasara algo parecido no sabe lo que haría: "Seguramente ese trance que pasa en Navarrete, ese momento de esconderse, tiene que ser horrible. Tiene que ser una avestruz que mete la cabeza y desaparece del mundo". 

En cuanto a si se ha sentido identificada con el papel en algún momento de tu vida, ella lo tiene claro: "Sinceramente no. Debo dar gracias que, tengo 55 y cumplo 56 dentro de un mes, estoy viva, sigo trabajando en lo que me gusta con fracasos, con éxitos. Sigo siendo una superviviente como dice Paquita, y soy feliz. Tengo la suerte de trabajar en lo que más me gusta". 

No podía faltar alguna referencia a Terelu Campos: "Estuvimos juntas en la carroza de Los Javis. Felices. La verdad es que fue una experiencia maravillosa bailando. Yo creo que Terelu aún tiene muchas cosas que descubrir de sí misma, y esa es una de ellas. Ella ya hacía algunas cositas con su madre en el programa como actriz. Yo creo que lo va a hacer fenomenal, aún tiene un largo camino que recorrer". 

Respecto a lo que dice la gente sobre su paso por la serie, "la gran mayoría, un 90%, da las gracias por las mujeres, por contar lo que está pasando, porque hacía falta. Alguna persona que me dice: '¡Ay! A la altura de tu carrera, ¿cómo haces una cosa como esta? ¿cómo caes tan bajo?'. Y me parece tolerable y maravilloso, que cada uno piense como quiera. No tenemos que mandar en la cabeza de los demás". 

No obstante, matiza, "la gente que ha visto la historia de Los Javis ha sabido ver más allá. Es mucho más profundo a pesar de lo de los cinco deditos, eso es lo de menos, es el cachondeo de darle la vuelta a la historia. Lo importante es lo de detrás, Paquita metiendo el dedo en su móvil, de lo peligrosas que son las redes... No nos damos cuenta". 

Así, concluyó reflexionando que "tu mandas un vídeo o un mensaje a tu pareja un poco subido de tono y eso puede provocarte la muerte, provocar que todos tus compañeros de trabajo se rían de ti, te hagan bulliyng, te hagan la vida imposible... Por eso yo quería estar ahí, para potenciarlo. Humildemente, aquí estoy con mis herramienta, 50 años de experiencia, es lo que hay. Con toda la humildad y generosidad. Eso es lo que me apetecía y hay gente que lo ha entendido y gente que no". 

Comenta esta noticia
Update CMP