El Consell de Puig de vacaciones hasta el 6 septiembre con el peor dato de paro

Mónica Oltra, vicepresidenta del Consell

Mónica Oltra, vicepresidenta del Consell

Oltra niega que Hacienda haya pedido recortes a la Generalitat y explica que, en caso de aplicar ajustes económicos al Botànic, deberían ser consensuados entre las diferentes consellerias.

El Consell de Ximo Puig ha recibido esta semana varios datos económicos negativos. El último, el aumento del paro en el mes de julio, un mes en el que, tradicionalmente, dicho dato es positivo y que además es el peor de la Comunitat Valenciana desde el año 2012. 

El número de parados registrado en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) en nuestra Comunitat ha aumentado en 639 personas al término del mes de julio, lo que supone un 0,18% más que en junio. De este modo, se contabilizan un total de 351.969 desempleados en el séptimo mes del año tras esta pequeña subida, que, no obstante, contrasta con las cifras del resto de España.

Con respecto al mes de julio de 2018, en la autonomía valenciana hay 13.499 parados menos, lo que supone un descenso del 3,69%, según ha informado este lunes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Pero, mientras miles de valencianos esperan un empleo, el Consell del tripartito ha aumentado en número de consellerias y altos cargos y se va de vacaciones hasta el próximo día 6 de septiembre, fecha en la que volverá a reunirse. Un total de 35 días para "dedicarse  a descansar y al hedonismo", que es lo que la vicepresidenta Mónica Oltra ha deseado a los periodistas en la última rueda de prensa del semestre del pleno del gobierno de este viernes. 

Al aumento del paro hay que añadir otros datos económicos preocupantes. La ejecución real de la inversiones previstas por el Estado en la Comunitat es, en el periodo 2015-2018, una de las más bajas de todas las autonomías. 

"Dios quiera que sea pronto haya Gobierno"

Otra también se ha referido a la situación de otro gobierno, el de Pedro Sánchez, diciendo que espera que "cuanto antes y Dios quiera que sea pronto" haya ejecutivo, aunque las noticias que llegan de Madrid no son las mejores. La vicepresidenta del Consell y responsable de Igualdad y Políticas Inclusivas ha negado que la Conselleria de Hacienda haya ordenado al resto de departamentos del Ejecutivo valenciano el cierre de gasto para el presente año. El departamento que encabeza el socialista Vicent Soler habría solicitado al Ejecutivo valenciano el cierre de gasto para el resto de 2019 después de que el Gobierno Central hubiera exigido recortes al Consell por sus recientes desviaciones económicas. Más concretamente, dichas desviaciones económicas supondrían que el gasto de la Generalitat habría cuadruplicado las inversiones e incumpliría el objetivo de déficit establecido para la Comunidad Valenciana, según ha publicado el diario "Las Provincias".

Sin embargo, “no se ha tomado una decisión en este sentido. Ni por parte del conseller de Hacienda ni por parte del Consell”, ha explicado Mónica Oltra. “No se ha tomado una decisión de, virtualmente, un cierre de presupuesto. Esto no ha pasado ni pasará”, ha zanjado tajantemente ante preguntas de los medios de comunicación.

Eso sí, la vicepresidenta del Ejecutivo valenciano ha reconocido en la rueda de prensa del Consell de que la Generalitat tiene problemas de ingresos económicos fruto de que el Gobierno Central se encuentra en funciones, un hecho que “está dificultando la situación”. “La Comunidad Valenciana tiene tres problemas: infrafinanciación, inversiones que no se han llevado a cabo de acuerdo con el peso poblacional y la deuda, que no se ha regularizado”, ha asegurado Oltra, reflexión que comulgaría con los planteamientos de ayuntamientos, empresarios y sindicatos valencianos, según la portavoz del Consell. “Esperamos que cuando haya Gobierno de España, Dios quiere que sea pronto, se corrija”, ha lamentado.

En caso de que fuese necesario realizar ajustes en las políticas económicas del Ejecutivo valenciano, la vicepresidenta del Consell ha avanzado que debería tratarse de una serie de medidas de recorte consensuadas por parte del conjunto de departamentos del Ejecutivo autonómico. “En caso de ocurrir, no se acabaría el mundo”, ha ironizado. Oltra cifra en 344 millones la deuda sanitaria ( desplazados) que el Ejecutivo central tiene con la Comunitat.

Declaración de emergencia temporal de lluvias y más altos cargos

Por lo demás, el pleno del Consell se ha ido de vacaciones con la declaración de emergencia de las obras para paliar los daños en caminos y pistas forestales por el temporal de lluvias del pasado mes de abril en la Comunitat, que afectó de manera significativa a las comarcas de la Ribera, la Safor y la Marina Alta. Las obras se han encomendado a la empresa pública Tragsa, por un importe de 590.742 euros, y el plazo de ejecución será de 3 meses, según ha informado la vicepresidenta y portavoz del Consell.

También, se ha ido nombrado nuevos altos cargos en varias Consellerias, entre ellas a Fernanda Escribano como directora de Promoción Institucional y Jeanette Segarra para la Agencia Valenciana Antidespoblación. En la Dirección General de Turismo cesa Josep Gisbert y le sustituirá Herick Campos, y Mercedes Santiago se encargará de la Dirección General de Personas Mayores.

Nuria Matarredona será la directora general de Innovación Ecológica en la Construcción, Margarida Castellano se encargará de Innovación Educativa y Ordenación, Javier Burgos será el director general de Investigación y Alta Inspección Sanitaria (con efectos del 26 de agosto) y Celsa Monrós dirigirá Cambio Climático.

Por otra parte, la subsecretaria de Educación, Eva Coscollà, y la secretaria autonómica de Cultura y Deporte, Raquel Tamarit se incorporan al consejo de administración del Circuito del Motor.

Comenta esta noticia
Update CMP