04 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La 'profesora' acusada de obligar a un alumno a simular una felación se confiesa

La tarjeta de presentación de Davinia

La tarjeta de presentación de Davinia

La responsable de un taller de Educación Sexual denunciada en Almería rompe su silencio y asegura que nunca "vejó" a ningún alumno.



Davinia Simón Muñoz se ha convertido esta semana, a su pesar en una de las protagonistas de la actualidad informativa española. Su nombre está en una denuncia -como acusada- formulada por el padre de un alumno de un instituto de la provincia de Almería, que la señala como la instigadora de que su hijo fuese obligado a simular una felación delante de todos sus compañeros de clase.

Y todo, en mitad del debate político sobre el pin parental propuesto por Vox para que los padres puedan autorizar la presencia de sus hijos en determinadas actividades de los centros educativos que se salgan de las materias curriculares.

Esta formadora, responsable de impartir el polémico taller sexual, ha roto su silencio. El Español publica este sábado una entrevista en la que narra su versión de los hechos denunciados.

"Les pedí a dos estudiantes que cambiasen los roles de una relación: la chica tenía que hacer de chico y el chico tenía que hacer de chica. A partir de ese momento yo les empecé a hacer preguntas para que comprendieran que se mantienen relaciones asimétricas, machistas y con vejaciones. Por ejemplo, les dije: ‘¿Cómo empieza una relación sexual en una película pornográfica?’", sostiene Danivia Simón, que asegura que "entre los dos chicos no hubo contacto físico porque yo estaba en medio de ellos. En ningún momento se tocaron ni se realizó movimiento alguno de cabeza imitando una felación ni se introdujo nada en la boca de nadie".

 

"Cuatro profesores" en la clase

La responsable del taller sobre Educación Sexual denunciada por el padre del alumno  sostiene tajante que "en ningún momento se imitó una felación". Además, se defiende argumentando que hubiera sido imposible "vejar" a un alumno con la presencia de "cuatro profesores" que habia en el aula durante el taller.

 

"“No soy política, soy feminista: trato de llegar a las mujeres y a los adolescentes para ayudar a enseñarles lo que son las relaciones para evitar casos de violencia machista, violaciones y agresiones sexuales”, asegura la formadora, cuyo polémico taller está ahora en manos de la Inspección de Educación de la Junta de Andalucía.




Comenta esta noticia
Update CMP