20 de marzo de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Una casa de prostitución, un colaborador de Sálvame y una “chivata” muy cercana

Mira que es difícil mantener un secreto alejado de las curiosas miradas del programa corazonero de Telecinco, pero si encima la “traidora” está cerca, peor aún. Prácticamente imposible.

Makoke se ha convertido en la última expulsada de Gran Hermano VIP. La ex de Kiko Matamoros ha abandonado Guadalix de la Sierra después de perder su enfrentamiento con el Koala. La audiencia eliminó a Makoke y ella se llevó una grandísima decepción: "Siento decepción porque creo que he sido sincera y he ido de frente".

Además, la ya exconcursante explicaba en la sala de expulsiones: "He jugado y disfrutado al cien por cien, he reído y llorado, las pruebas las he hecho al máximo, lo que he tenido que decirle a él (Koala) se lo he dicho, pero sólo me he llevado palos". Algo a lo que su rival contestaba: "Si tan malo soy, ¿por qué la audiencia me ha salvado durante nueve semanas?".

Aun así, su salida de GHVIP la hace con orgullo: "Me voy con la cabeza muy alta, porque creo que lo he hecho todo de corazón, no he sido falsa en absoluto".

A su llegada a Telecinco, Makoke no pudo evitar las lágrimas al ver a su hijo Javier Tudela y es que, junto a Ana Matamoros, son las dos personas a las que más he echado de menos durante su estancia en el concurso.

Una vez en plató Makoke pudo entender las palabras que Laura Matamoros le dijo cuando subió a la casa y es que ella la culpa de avisar a un colaboradora de televisión cuando Kiko Matamoros visitó una “casa de luces”. De lo más contundente, Makoke no dudó en comentar: "Si he llamado a un colaborador, que llame y lo cuente".

 

Comenta esta noticia
Update CMP