22 de mayo de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La relación enfermiza de Maite Galdeano y Sofía Suescun enciende a Jorge Javier

El presentador del Sábado Deluxe deja mudas a madre e hija con un severo correctivo, tan imprevisto como contundente.

¿Qué se tienen entre manos Sofía Suescun y Maite Galdeano? La primera, expulsada esta semana del Gran Hermano, versión dúo, aparece en todas las salsas, es perejil y ajo en todas las polémicas y lo peta, literalmente, en el Sábado Deluxe, el Sálvame y las redes sociales.

Y la segunda, entrevistada por Jorge Javier Vázquez, pasa por querer ser una madre canónica, de ésas siempre dispuestas a prestar un hombre, el otro y el bazo si hace falta para que el vástago de turno encuentre el alivio emocional que la vida, por otras causas, le ha negado.

Pero no, no es así. O no al menos para Jorge Javier, autor de un reproche simplemente brutal a Maite, cuando ella le contaba sus planes para consolar a la expulsada, también en boca de todos por su relación, entre la realidad y la ficción (más esto último) con Kiko Matamoros.

 

"Tu relación con Sofía es enfermiza; tu hija no necesita estar contigo", le soltó el presentador estrella de Mediaset a Galdeano cuando ella le contaba que, para superar el trauma de la expulsión de la casa granhermanera, se la iba a llevar de viaje para vivir una aventura juntas.

La cosa fue así: Jorge Javier, tan paternalista y cercano a Suescun, se permitió recomendarle a su madre que la animara a darse "un homenaje" en forma de idílico viaje, idea que Galdeano aceptó de sumo gusto... si ella iba en la maleta. Y ahí detonó todo.

El enigma

Claro que, tal vez para devolverle el cachetazo, Galdeano dejó con la miel en los labios Jorge Javier al esconderle el contenido de la llamada que recibió en directo: era su hija, la Suescun, pero no soltó prenda salvo un enigmático "hay alguien que la quiere mucho".

Y de remate, otro episodio protagonizado por Sofía, esta vez con Kiko Matamoros como relator. Según él, nunca ha habido relación entre ambos y todo fue una especie de juego para cabrear a su ex, la no menos controvertida Makoke.

 

Comenta esta noticia
Update CMP