20 de marzo de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Mónica Hoyos y Miriam Saavedra se atizan en directo por ganar una extraña corona

Las dos divas incas de Gran Hermano se sacan los higadillos en el Sábado Deluxe para ajustar cuentas entre ellas y competir por un título peculiar que denigre a la perdedora.

La pelea en el barro entre Miriam Saavedra y Mónica Hoyos, divas de Gran Hermano VIP, llegó al desenlace en el Sábado Deluxe, escenario de la lucha definitiva por una corona, la de oficiosa 'Princesa Inca', que sólo podía tener una.

Y no defraudó el encuentro para los amantes de la casquería verbal, del gancho al mentón, del reproche, la rencilla, la mofa y el escarnio; pues ambas se sirvieron de todo eso y más mientras la banda de Jorge Javier Vázquez y los propios espectadores votaban cuál de las dos era la verdadera monarca venida del país latino.

Sabido es que Miriam partía con la ventaja de haber ganado GHVIP y Mónica con la desventaja de, además de haber perdido, protagonizar un escabroso culebrón con su ex, Carlos Lozano, que cada día se supera y da más vueltas tragicómicas. "Mi relación con Carlos no existe porque yo no quiero", zanjó la Hoyos en la entrevista que precedió al cara a cara con su amiga.

 

Y para que no quedaran dudas de que el premio en juego este sábado -que digámoslo ya, no logró- no le importaba demasiado, lo aclaró rápidamente: "La corona me la repampinfla". Tal cual.

Claro que con esa declaración de intenciones , el turno de Saavedra se prometía tremendo y no defraudó, empezando por una apertura directa al estómago de su rival: "Tu mayor castigo es no ser como yo, porque nunca podrás volver a nacer".

Y los nacimientos, de algún modo, provocaron el gran momento de la noche. Porque las responsables de que ambas nacieran irrumpieron en el duelo, ya cara a cara, para incendiarlo todo entre ellas con durísimos reproches y advertencias a cuento de sus respectivas madres.

"Y tú más"

Miriam Saavedra, dueña final de la corona peruana a juicio de la audiencia, estalló de irá e incluso amenazó con llevar a la cárcel a la Hoyos cuando ésta mencionó a la madre de su adversaria: "Mi madre nunca ha hablado de ti, no como tu madre. Ella y su familia trinca. Mi madre tendría muchos argumentos pero no se ha sentado en un plató y la tuya se ha sentado cuatro veces".

Enfurecida, llegó así al clímax del programa, con la coronada Miriam con la aorta inflamada por la ira y prometiéndole a voces a su amiga que, por cosas así, acabaría "en la cárcel". Huele a repetición inminente del duelo televisivo. Esto no ha hecho más que comenzar.

Comenta esta noticia