Paz Carceller: "Hay que recomponer el PP, dejando al lado ambiciones personales"

Paz Carceller, alcaldesa de Puçol

Paz Carceller, alcaldesa de Puçol

Dos abstenciones dieron al alcalde de Benavites el cargo de diputado provincial prometido a la alcaldesa de Puçol. Paz Carceller siente tristeza y cree "es pronto para juzgar a la gestora".

Licenciada en Derecho, Paz Carceller acaba de arrebatar al PSOE la alcaldía de Puçol en la primera vez que encabezaba la lista por el PP. Se ha convertido en protagonista involuntaria ya que estaba llamada a ser la única mujer en el grupo popular de la diputación que finalmente estará integrado por ocho hombres. Una nueva desavenencia en las filas de los populares valencianos forzó a que su puesto se disputara en el juzgado de Sagunto horas después de que la gestora del PP hiciera oficial su elección. Carceller defiende una reflexión en el partido  y no perder  esencias. "No somos Podemos", subraya.

- Usted se ha convertido en la alcaldesa del tercer municipio más poblado de la provincia de Valencia, tras Alfafar y Bétera. ¿Estaba en las previsiones?

En mis previsiones estaba porque para eso me presenté, para lograr la alcaldía. Sabíamos que iba a ser complicado, siempre he dicho que nadábamos contra corriente después de unas elecciones generales donde el resultado no había sido bueno, pero hicimos  una buen campaña; implicamos a mucha gente -mucha gente se implicó, mejor dicho-, dando su apoyo a nuestro proyecto con buenas propuestas, no especialmente ambiciosas pero sí razonables para llevarlas a cabo, y contábamos con un aval  de buena gestión que me precedía porque durante mi etapa en el ayuntamiento esto fue determinante para que el PP sacara un buen resultado.

 

A pesar de que la Junta Electoral fue muy garantista y de que creo que la presentación de un diputado es cosa de los partidos, ante una decisión de un juez, lo que hay que hacer es acatar la resolución.

- El PP gana la alcaldía de Puçol con un acuerdo con diversas formaciones.  Se presenta como diputada provincial y la dirección da el visto bueno y, en cambio, luego en el juzgado pierde. ¿Es una decepción? ¿Se siente traicionada por su partido?

No, al contrario, me siento respaldada por mi partido. Mi partido fue quien me propuso como diputada provincial. Pero éste es un tema complejo porque el Partido Judicial de Sagunto abarca varias comarcas: todo el Camp de Morvedre, una parte de l'Horta Nord y dos municipios, Náquera y Serra, que son del Camp de Túria. Numéricamente, el Camp de Morvedre es más numeroso que el del resto de comarcas. Como históricamente ya durante durante tres legislaturas, el diputado provincial ha sido una persona del municipio de l'Horta Nord, el que fue alcalde de Massamagrell, Miguel Baliach, Camp de Morvedre lo que pretendía era que fuera un diputado de la comarca del Camp de Morvedre.

Por tanto, con esa tesitura presentaron los avales en el juzgado y, como he dicho, numéricamente tenían más concejales de los que teníamos en L’Horta Nord, y fuimos a una votación por la decisión de la Junta Electoral de Zona de Sagunto y ya se sabe que ahí, se corre un riesgo. A pesar de que la Junta Electoral fue muy garantista y de que creo que la presentación de un diputado es cosa de los partidos, ante una decisión de un juez lo que hay que hacer es acatar la resolución.

- ¿Se ha sentido decepcionada con el papel que ha desempeñado el presidente la gestora del PP?

Yo creo que todavía es demasiado pronto para juzgar el papel de la gestora. Me hubiera gustado quizá más contundencia en determinados aspectos, pero es la primera vez que les ha pasado y los ha pillado a todos con el pie cambiado.

- ¿Más contundencia en qué sentido?

Pues, ya que es una decisión que toma el partido, no se puede permitir que desde ciertos sectores  pongan en jaque a toda una gestora porque esto no era contra mí, esto ha sido una decisión en contra de la gestora. A mí me duele la gente que al final toma decisiones pensando en sí mismo y en sus decisiones personales y no mira un poco más allá en pro de los intereses de partido. Yo, ante todo, me considero una mujer de partido.

- De los respaldos que ha tenido dentro del partido, ¿cuáles son los que más valora?

Valoro los de mis compañeros de comarca fundamentalmente. 

- ¿Y de otros cargos de fuera?

Alguno he tenido. Por ejemplo, he estado en contacto con Carlos Mazón que me ha dado su apoyo y me ha mostrado su afecto por lo que estaba pasando y, después, Isabel Bonig también se ha preocupado del tema, y demás personas del partido que me han apoyado en este proceso que no ha sido ni fácil ni cómodo ni agradable porque me han puesto el foco encima cuando el foco era de otros.

En el PPCV, desgraciadamente, en el momento en que te posiciones en favor de alguien, te ponen una etiqueta.

- ¿Usted  políticamente estaba más decantada con Isabel Boing o no?

Yo creo que el problema del Partido Popular es decantarse en favor de uno o de otros. En este partido, desgraciadamente, en el momento en que te posiciones en favor de alguien, te ponen una etiqueta. Yo no me voy a poner etiquetas. Estoy al lado de la presidenta del PPCV porque es mi presidenta y de momento lo es. Me posiciono al lado de quien está porque le debo respeto por el cargo que ocupa. Pero me molesta profundamente que me etiqueten al lado de uno o de otro, fundamentalmente, porque estoy donde estoy porque me lo he ganado por mi trabajo y por  la solvencia que he demostrado en un pueblo como Puçol que tradicionalmente es de izquierdas.

- ¿Cuál es la  solución para el Partido Popular?

¡Qué difícil! Si la tuviera estaría en otro sitio. 

- ¿Pero, por dónde hay que empezar?

Por recomponer el partido, dejando de una lado los intereses particulares y las ambiciones personales y arrimar el hombro y empezar a trabajar por un partido que vuelva a estar unido. Hay que dejar luchas internas de lado.

El partido necesita recomponerse desde abajo, pero sin perder su esencia. Y la esencia del partido es que no puede hacerse lo que se quiera siempre, porque en este partido siempre ha habido unas normas y hemos funcionado muy bien cuando había normas.

Desde el momento en que alguien ha querido dejar de cumplir esas normas, la situación se ha complicado. Nosotros no somos Podemos, somos el PP.

No se puede permitir que desde ciertos sectores  pongan en jaque a toda una gestora

- ¿Quizá porque los liderazgos, de alguna manera, están cuestionados?

No lo sé. Se puede cuestionar sobre tantas cosas que cuestionar por el liderazgo me parece poca cosa. Creo que se deben cuestionar cómo se han hecho muchas cosas, sin criticarlo, sino para que nos sirva de ejemplo para saber cómo no tenemos que volver a ser y darnos cuenta de que tenemos que funcionar de otra manera.

En definitiva, creo que hay que dejar la mochila atrás y saber hacia dónde vamos y quiénes somos.

- ¿En esa estrategia también contempla usted un acuerdo con Ciudadanos?

En temas puntuales, sí. A día de hoy no lo veo. Pero creo que ideológicamente estamos más cerca de Ciudadanos que de otros partidos y  que por supuesto  en temas puntales y programáticos se puede llegar a acuerdos.

- ¿Usted está dispuesta a formar parte de la nueva dirección provincial del partido?

En este momento voy a dedicar todo mi tiempo y toda mi fuerza a Puçol. Mi centro es Puçol. Creo que hay  muchas cosas que mejorar en el municipio y para eso me he presentado como alcaldesa. Pero estaré donde el partido quiera que esté y si alguien me pide que forme parte de algo más, por mi situación política actual, estaré donde el partido decida que esté. Pero, insisto, de momento, mi trabajo es Puçol.

- El alcalde de Alfafar y presidente de la gestora mantiene que el éxito está en su política social. Salvando la diferencia, porque en su caso su municipio tiene características diferentes, ¿también  incidirá usted en el tema social?

La política social es importante siempre. Al final, desde los departamentos de política social es de donde se atiende a las personas menos favorecidas y más desprotegidas, y desde otras áreas como la de la mujer –que voy a asumir personalmente, porque creo que es importante-, creo que son el centro neurálgico de cualquier Ayuntamiento. Está claro que la política social es crucial porque si nos olvidamos de las personas, nos olvidamos de todo. Primero están las personas , luego las inversiones en infraestructuras y, después, todo lo demás. Lo más importante de todo, como digo, es escuchar a las personas y saber cuál es su problema y cuáles son sus necesidades. Creo que tengo en estos momentos un departamento magnífico de Bienestar Social con asistentes que demuestran que son una profesionales  como la copa de un pino, y sólo puedo hablar bien de ellas antes, ahora y siempre. No es una novedad, ni lo digo porque ahora esté ocupando el cargo de alcaldesa. Al contrario, ha sido así siempre.

- Dice que va a llevar la política de mujer directamente. ¿Qué sensación tiene que su partido no tenga  ni una mujer en la Diputación de Valencia?

Tristeza.

- En su programa de gobierno, qué considera como imprescindible por encima de cualquier otra cuestión? ¿Qué le hacía falta a Puçol y a sus ciudadanos?

En primer lugar, escucharlos. Hay que valorar los problemas de la gente. Hay veces que cuando las personas plantean un problema nosotros puede que no lo veamos como tal, pero quien lo plantea puede considerarlo un tema grave o serio y, solo por eso, hay que escucharlo y ponerse en la preocupación de los vecinos porque es una cuestión de empatía.

Y, en segundo lugar, no olvidar que tenemos tres núcleos de población que requieren de inversiones de una manera justa y equitativa. No se puede siempre invertir en el mismo sitio, se tiene que repartir la inversión entre todos los núcleos de población porque creo que todos tienen el mismo derecho.

- ¿Qué va  hacer con la playa de Puçol?

Tenemos un potencial. Es un diamante en bruto. Es una playa familiar, pero es la playa de Valencia también porque estamos a 20 minutos de la ciudad. Solo hay que ver la colas que se generan los fines de semana en los accesos. Creo que necesita mejorar la infraestructuras, tener capacidad para acoger a más gentes y dejar de ser una playa dormitorio. No estamos acostumbrados a que sea un núcleo turístico, sino que estamos acostumbrados a que sea “la plata de los de Puçol”. Por tanto, debemos abrirnos un poco más y hacer una playa de calidad más gente, con una proyección turística más importantes de la que tiene ahora.

Comenta esta noticia
Update CMP