| 22 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
El Coto de las Canteras, conocida como la Petra de Andalucía, en Osuna (Sevilla).
El Coto de las Canteras, conocida como la Petra de Andalucía, en Osuna (Sevilla).

No es Petra, pero su origen es milenario y se esconde en Andalucía

A tan sólo una hora de Sevilla encontramos este alucinante lugar que transporta a la lejana Jordania. Se llama el Coto de las Canteras, aunque es más conocido como la Petra de Andalucía.

| Manuela Herreros Actualidad

¿Quién no ha soñado alguna vez con viajar a Jordania para contemplar una de las siete maravillas del mundo? La ciudad de Petra está en el imaginario de cualquier viajero, e incluso algunos, con la mítica escena de la película de Indiana Jones en la mente, porque este fascinante templo excavado en la roca ha sido inspiración para muchos cineastas. Pero si Jordania está fuera de nuestro alcance, podemos encontrar un lugar que evoca a Petra, mucho más asequible en kilómetros y economía, ya que está en Andalucía.

Nos desplazamos hasta la localidad de Osuna, que se encuentra a tan sólo una hora de Sevilla, y es una de las 'joyas' del Renacimiento. Su casco histórico, el mejor conservado de toda Andalucía, es una sucesión de casas palaciegas, iglesias y ermitas, que lo convierten en Conjunto Histórico Artístico desde 1967. Además, cuenta con "la calle más bonita de España" y la segunda de Europa, según la Unesco, así que Osuna bien se merece una visita, muy compatible con la alucinante 'Petra de Andalucía', que se esconde a escasa distancia del centro, a cinco minutos en coche o un paseo de quince minutos.

 

'La Petra de Andalucía'

El primero que describió este lugar y dijo sentirse como "en el corazón de Petra" fue el escritor Mario Vargas Llosa y, con esta atractiva comparación con 'la ciudad perdida', el Coto de las Canteras se va haciendo cada vez más popular entre los turistas. Se trata de una antigua mina cuya actividad se remonta al siglo V a. C., que sirvió para la extracción de sillares de piedra arenisca para construir las poblaciones cercanas y fue utilizada por distintas civilizaciones: turdetanos, romanos y árabes, sin olvidar su importancia durante el ducado de Osuna.

A pesar de que la cantera ha mantenido su actividad casi hasta la actualidad, sobre todo si tenemos en cuenta la historia milenaria que alberga, en 1960 comenzó a decaer y en 1999 se estaba utilizando el Coto como escombrera. Pero el destino le depararía un mejor final, gracias a la intervención de Jesús Ramos, un particular que decidió adquirir los terrenos y recuperar este alucinante espacio, hasta llegar a convertirlo en todo un reclamo turístico.

 

El auditorio natural cubierto más antiguo del país

Sobre un cerro conocido como Las Canteras se encuentra el impactante edificio, rodeado de un jardín de 4.000 metros cuadrados de extensión que da la bienvenida al visitante con especies autóctonas. En el interior una gigantesca excavación de pasillos y salas, que está considerado como el auditorio natural cubierto más antiguo y más grande de España.

Y es que el proyecto del propietario del Coto era convertirlo en un lugar de visita y también de celebraciones y conciertos por sus dimensiones, su excelente acústica y su agradable y estable temperatura interior de 22 grados. Y lo ha conseguido, artistas como Raphael, Antonio Orozco y José Mercé y personalidades como Antonio Gala o Jesús Quintero han pasado por este escenario. También ha sido testigo de numerosas bodas y fiestas y entre los vecinos de Osuna es muy popular, aunque todo un desconocido para público en general.

Muros milenarios con decoración contemporánea

Pero si algo llama la atención del Coto de las Canteras son sus esculturas y relieves y la pregunta que se hace quien las vea es si, por su estilo, pertenecen a la época íbera. La respuesta, para decepción de algunos, es negativa, porque sino igual estaríamos hablando de una de las maravillas del mundo. En 2004, Jesús Ramos contrató al escultor local Francisco Valdivia Gómez para darle un toque contemporáneo a este lugar, inspirado a su vez en piezas íberas reales.

Destacan el relieve de la fachada principal, que representan dos tocadores de cuerna, replica la escultura íbera Cornicen de Osuna, que se encuentra actualmente en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid. En el exterior, la llamativa escultura de un carnero, basada en el Prótomo íbero de esta misma localidad, y la de un león de más de 14 toneladas con un gran parecido al León de Nueva Carteya, ubicado en el Museo Arqueológico de Córdoba.

En el interior otra sorpresa con el relieve de casi trece metros que representa una escena de vendimia con dos mujeres como figuras principales. Así que la visita al Coto de las Canteras promete ser de lo más exótica sin salir de Andalucía.