| 14 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Vicente Seva: "El cine es un espacio donde podemos soñar, vivir y emocionarnos"

El director del Festival de Cine de Alicante reflexiona sobre sus inicios, la respuesta del público y lo que significa un festival para la ciudad

| David Monllor Edición Alicante

Vicente Seva es el director del Festival de Cine de Alicante, que esta semana celebra su 18ª edición. Reivindica que toda ciudad debería tener su propio festival, pues "la cultura enriquece a la sociedad". También está deseoso de poder traer a José Luis Garci, quien no pudo asistir el año pasado por la evidente pandemia. Para el alicantino, el cine es un lugar para soñar, evadirse y entrar en mundos mágicos.

-¿Organizar un festival de cine es agotador?

Todo depende de si tienes un buen equipo a tu lado que te ayude a gestionar. Yo siempre lo comparo con el rodaje de una película. La preproducción es importante, debe haber coordinación para que cuando llegue el evento haya el menor número de improvistos posibles, que esté bajo control.

-¿Cómo le vino la idea de montar un festival en Alicante?

Surgió porque vengo del mundo del cortometraje. Soy de aquí e iba a festivales vecinos como el de Alfas del Pi o Elche. Alicante no tenia. Entonces, en 2004, organicé una pequeña muestra de cortos. Poco a poco fue creciendo. En un principio colaboro conmigo Ramón Margareto, de la Revista Interfilms. Luego fuimos haciéndonos grandes. 

-¿Qué aporta a la ciudad este festival?
Es un reclamo cultural y turístico porque tiene que servir de escaparate de la ciudad de Alicante. A nivel de promoción sirve de escaparate. Participan 22 países. Eso significa que somos el punto de encuentro de varios lugares a nivel internacional. Este año viene gente de Marruecos. Toda ciudad tendría que tener un festival de cine.

-De la presente edición, ¿se siente orgulloso de algo en especial?
Me siento orgulloso de cumplir 18 años, de que mi equipo siga fiel a mí. Estoy contento con la respuesta del público a todo lo que hemos organizado. La gente tiene que sentirse orgullosa de este festival. Se hace especialmente para que lo disfruten ellos. 

Creo que vendrá José Luis Garci, al que homenajeamos el año pasado, pero por motivos de Covid no pudo venir

-¿Fue complicado conseguir las cintas para el ciclo Berlanga?
Relativamente sencillo porque lo hemos hecho en colaboración con la Universidad de Alicante y el Instituto Valenciano de Cultura. Su director, José Luis Moreno, es el que se ha encargado de gestionar todo el tema de derechos de proyección. Nos lo han puesto muy fácil. Con la Sala Arniches hemos creado este ciclo en homenaje al centenario del maestro Luis García Berlanga.

-¿Se rodea de cinéfilos para abordar qué películas traer?

Nos reunimos un comité de selección que ve los 2150 cortometrajes que llegan de los 22 países. Luego hay otro comité para los largometrajes a concurso en el que se filtra lo mejor para hacer finalmente la programación.

-En todos estos años, ¿se ha quedado con ganas de traer a algún director o actor?
Los que hemos propuesto han ido viniendo. En este caso, Isabel Coixet, que llevábamos cinco años proponiéndole el Premio Lucentum, pero por motivo de trabajo le había sido difícil. Creo que vendrá José Luis Garci, al que homenajeamos el año pasado, pero por motivos de Covid no pudo venir. Esperemos que pueda asistir el año que viene, cuando el tema sanitario esté mas tranquilo.

-¿Recuerda alguna edición con especial cariño?

Los inicios son los que se quedan marcados. La primera y la segunda edición, sobre todo. Recuerdo que era muy bonito, había mucha motivación. Hace 18 años era un chaval ilusionado, y lo sigo siendo, por cierto.

-¿Se ha maltratado a la cultura en Alicante?
Lo que le falta a Alicante es darle más apoyo a la cultura. Las instituciones tienen mucha responsabilidad en esto, ya sea cine, danza o teatro. Durante la pandemia todos nos hemos refugiado en la cultura y por eso hay que acordarse de ella aunque no sea en etapas de confinamiento. Así enriqueces a una sociedad. Hago un llamamiento al Ayuntamiento y Diputación para que apoyen cualquier evento cultural que sea digno.

-¿Le afectó el fracaso de la Ciudad de la Luz?

Fue un cierre muy dolido para todos. A nivel internacional, la Ciudad de la Luz impulsó a Alicante. Aquí ha habido rodajes de todo el mundo. Desde Antonio Banderas, Carlos Saura, Astérix y Obélix… Tenemos la esperanza de que pueda abrirse en unos años.

No entiendo la vida sin el cine. Es un espacio donde podemos soñar, vivir y emocionarnos

-¿Qué se plantea de cara al futuro el festival de Alicante?
Hemos llegado a buen lugar, tenemos buena difusión en cuanto a público y medios. Cada año hay que abrir más ventanas, como la de las series de televisión. El festival tiene que reinventarse y adaptarse a las nuevas necesidades. Nunca vamos a dejar de lado los cortometrajes, pero estaremos atentos a las tendencias con las plataformas digitales.

La colaboración entre el cine y las plataformas marcará el futuro del sector

-¿El hecho de haber visto tantas películas cambia su percepción del mundo?
Hay que ver cine de todo tipo, es decir, de autor, contemporáneo, vanguardista, clásicos. Como cualquier pintor que está formado, se ha de conocer autores, técnicas y todo. Funcionar a modo de esponja en algo que te apasiona. Yo soy un poco como Norman Bates de Psicosis. Mi madre siempre me inculcó el amor por el cine. Luego, viajar también me ha abierto nuevos conceptos.

 -¿Tiene pensado volver a dirigir?

Siempre que estoy en un festival me pica un gusanillo de volver a dirigir. Quiero retomarlo cuando tenga el tiempo, que es lo importante.

-¿El cine es una religión?

No soy beato, pero más que religión es mi pasión. No entiendo la vida sin el cine. Es un espacio donde podemos soñar, vivir y emocionarnos. El cine es una medicina, una manera de evadirnos y entrar en un mundo mágico.