| 23 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
El secretario del PSOE-A y exalcalde de Sevilla, Juan Espadas, junto a su mujer, Carmen Ibanco.
El secretario del PSOE-A y exalcalde de Sevilla, Juan Espadas, junto a su mujer, Carmen Ibanco.

La mujer de Espadas es citada por la Guardia Civil como investigada por la Faffe

Carmen Ibanco acudió a su comparecencia ante la UCO pero se ha negado a declarar. Se investiga la contratación irregular de 84 empleados a través de la Fundación extinta del PSOE, Faffe.

| Manuela Herreros Andalucía

El secretario general del PSOE-A, Juan Espadas, se ve cada vez más salpicado por los escándalos de su partido durante los sucesivos gobiernos en la Junta de Andalucía. Difícilmente arranca su carrera como candidato a la presidencia porque no puede apartarse de la oscura gestión y la utilización de los recursos públicos de forma ilícita, ya que esta vez le toca muy de cerca.

Tanto que es su propia mujer, Carmen Ibanco, la que pasa a ser una de las investigadas en el caso que trata de esclarecer las contrataciones irregulares de 84 trabajadores a través de la extinta Fundación Fondo Andaluz de Formación y Empleo (Faffe).

 

Ibanco pasa a formar parte como imputada en las diligencias abiertas por el Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla y este pasado martes fue citada por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil. La esposa del socialista acudió a las dependencias del instituto armado en Sevilla para comparecer, aunque se negó a declarar.

El caso, que está en manos del juez instructor también de los ERE, José Ignacio Villaplana, nace de la denuncia de Vox ante las dudas sobre esta Fundación pública y de la forma en la que contrataba. Todo apunta a que fue utilizada para enchufar a personas afines al PSOE, saltándose todos los procedimientos de selección de personal, para finalmente desaparecer y ser absorbida la plantilla por el Servicio Andaluz de Empleo.

 

En diciembre se iniciaron las diligencias que esta semana han dado como resultado la investigación directa de Ibanco. La mujer de Espadas compareció en la comisión que lleva a cabo el Parlamento de Andalucía e incurrió en numerosas contradicciones, dudas y silencios durante su declaración, que dejaron perplejos a los representantes de los diferentes partidos.

A todos excepto al PSOE-A, que recurrió a salvar los papeles asegurando que Ibanco se sentaba allí por intereses partidistas. Transcurridos unos meses de la comisión se ha demostrado que algo no estaba tan claro en las formas en las que entró en la Junta la mujer del senador socialista y serán los juzgados los que se pronuncien sobre el caso.