ESdiario
ÚLTIMA HORA

PSOE y Sumar acuerdan derogar la Ley Mordaza y quitar las subvenciones a los medios de comunicación incómodos

Las tres bajadas de impuestos de Moreno dejan 100 millones más en Andalucía

La reducción fiscal aplicada por el Gobierno de PP y Cs en la Junta de Andalucía consigue resultados positivos y cierra el 2021 con un incremento del 4,7% en la recaudación de los tributos.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, con el consejero de Hacienda, Juan Bravo, en el Parlamento.

Publicado por

Creado:

Actualizado:

La fórmula de bajar impuestos a los ciudadanos por la que ha optado el Gobierno de Juanma Moreno (PP), en la Junta de Andalucía, ha funcionado. Fue el compromiso del líder popular antes de llegar al Ejecutivo en 2019 y lo ha aplicado de la mano de Ciudadanos y con el permanente rechazo del PSOE-A desde la oposición.

Pero con el cierre de las cuentas del ejercicio 2021 las cifras no dejan dudas de que la estrategia de reducir la presión fiscal repercute positivamente en la comunidad al recaudar más. El año pasado concluye con un incremento del 4,7% en la recaudación de los tributos cedidos de gestión propia, que ha alcanzado una cuantía de 2.148 millones de euros frente a los 2.051 millones contabilizados en 2018.

Queda demostrado que las tres bajadas de impuestos aplicadas por el Gobierno andaluz de PP y Cs han generado un saldo positivo de casi 100 millones de euros para las arcas regionales, según se desprende de los Cuadernos de Recaudación Tributaria que publica mensualmente la Consejería de Hacienda y Financiación Europea.

Aunque hay impuestos que casi desaparecen, se recauda más

Los tributos cedidos de gestión propia sobre los que la Junta ha reducido los gravámenes desde 2019 a 2021 son el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (ISD), el Impuesto sobre el Patrimonio, el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITPAJD), que se han situado entre los más bajos de España.

Entre los impuestos afectados, destaca el comportamiento al alza que ha registrado el Impuesto sobre el Patrimonio, cuya recaudación ha aumentado en este periodo un 36,6%, hasta rozar los 110 millones, así como la evolución mostrada por Transmisiones Patrimoniales, cuyos ingresos han alcanzado los 1.326 millones, lo que representa un incremento del 10,5% en comparación con el balance del ejercicio 2018.

Por su parte, la bonificación al 99% del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, que prácticamente ha supuesto la desaparición de este tributo, "apenas ha supuesto un descenso" del 13,6% en los ingresos, que se situaron en los 258,5 millones de euros, según señalan desde la Junta.

En definitiva, una mayor recaudación para las arcas andaluzas que servirá para la financiación de los servicios que presta a los ciudadanos. Pero no todo es bajar impuestos, según el consejero de Hacienda, Juan Bravo, también alude a una política económica que se centra en la eficiencia y en la reducción de gastos superfluos.

Todo esto logra que Andalucía sea más competitiva a la hora de atraer inversores y también a que siga siendo un lugar en el que cada año más ciudadanos quieren residir, además de fijar la población al territorio.

tracking