| 24 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
El jet privado Cessna perteneciente a la familia. Griesemann.
El jet privado Cessna perteneciente a la familia. Griesemann.

Hallan los restos de los pasajeros del avión siniestrado al salió de Jerez

Ahora investigan los restos para confirmar que se trata del jet privado en el que viajaba la familia Griesemann, propietaria de la empresa Quick Air, que se estrelló en el mar Báltico.

| Manuela Herreros Andalucía

Los equipos de rescate de Letonia han hallado restos humanos y, presumiblemente, son del jet privado que se estrelló el pasado domingo en el mar Báltico, según informa el diario alemán 'Bild'. De acuerdo a ese medio, el hallazgo, en relación al siniestro del avión Cessna que despegó del aeropuerto español de Jerez de la Frontera con destino a Colonia, se produjo a última hora del lunes, ya al atardecer, y se investiga si los restos encontrados corresponden a la avioneta y sus pasajeros.

En el jet viajaban el empresario alemán Karl Peter Griesemann, de 72 años y propietario de la empresa Quick Air, junto con su mujer, su hija y una cuarta persona. La avioneta se estrelló tras haber volado de forma errática unos 3.500 kilómetros desde Jerez con destino al aeropuerto alemán de Colonia/Bonn, ya que tan sólo una hora después de despegar, mientras atravesaba la Península, el piloto comunicó que algo no iba bien en la aeronave.

 

La avioneta con el número de vuelo OE-FGR informó tras su despegue de problemas de presión en la cabina y 50 minutos después se perdió el contacto con el aparato. El aparato fue escoltado por aviones de combate al activarse la alarma a través del espacio aéreo francés, pero no se logró recuperar el contacto con la avioneta.

Los guardacostas suecos enviaron al lugar del accidente aviones de rescate, barcos y un helicóptero y medios marinos y aéreos de Suecia y Letonia participan en las tareas de búsqueda de los restos del avión, que serán investigados para confirmar definitivamente lo ocurrido.

Según fuentes españolas, el empresario y su familia tenían desde los años 80 un chalé en una zona de la costa de Cádiz, cerca de la localidad de Zahara de los Atunes. De hecho era una persona muy conocida por los residentes de Atlanterra donde tenía su vivienda y le llamaban 'el alemán', ya que era habitual verlo en compañía de su familia varias veces al año..