| 18 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, hoy en la sesión de control en el Parlamento.
Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, hoy en la sesión de control en el Parlamento.

Moreno se encuentra con la "ansiedad electoral " de Vox y con el "viejo" PSOE

La sesión de control al presidente de la Junta en el Parlamento ha estado protagonizada por una oposición enfrentada al Ejecutivo y que no da margen para la negociación.

| Manuela Herreros Andalucía

No se produce ningún cambio en la relación que han demostrado en la sesión de control los portavoces de la oposición con el presidente de la Junta. En el turno de preguntas de la sesión parlamentaria a Juanma Moreno, se ha escuchado más de los mismos argumentos y poco espíritu constructivo para llegar a puntos en común.

El margen de maniobra que se ha encontrado hoy Moreno para conseguir el consenso en el Presupuesto para 2022, que ha sido el principal asunto a comentar, es mínimo. Por eso, no ha dudado en criticar la "ansiedad electoral" de Vox, cuyo portavoz, Manuel Gavira, le ha llegado a pedir que adelante las elecciones, fijadas para noviembre del año que viene.

Gavira ha equiparado la política que aplica PP y Cs a la anterior del PSOE-A, e incluso, ha afirmado que "muchas veces no se sabe" si la expresidenta de la Junta, Susana Díaz, "sigue aquí gobernando y se ha disfrazado" de Moreno.

Pero el presidente le ha marcado los tiempos, le emplaza a agotar la legislatura y le avisa que "no es momento de la pancarta", sino de mirar por los intereses de los andaluces. Todo esto ante un Gavira agarrado al cumplimiento de los pactos firmados con el Ejecutivo andaluz y a la negativa a que se negocien las cuentas con el PSOE-A.

 

Moreno piensa seguir dialogando hasta agotar las posibilidades, "hasta el último minuto y último plazo" y "llamando a las puertas de todos los grupos", ha indicado. Además, le ha recriminado a Gavira su incoherencia al unirse su grupo en casi una veintena de resoluciones parlamentarias a los socialistas y a Unidas Podemos, mientras critica que se pueda negociar con el PSOE.

El mismo PSOE-A del pasado

Pero aunque el presidente y su partido, el PP, quieran mantener el diálogo con el PSOE-A, al que le piden que fije una fecha para una nueva reunión con la consejería de Hacienda para abordar las Cuentas, parece de lo más complicado escuchando hoy a la portavoz socialista Ángeles Férriz.

Con su nuevo cargo de vicesecretaria general del PSOE-A, que le ha asignado Juan Espadas este fin de semana, Férriz ha vuelto ha ser de lo más feroz. Reitera sus reproches sobre los 8.000 profesionales sanitarios, de los 20.000, a los que la Junta no les ha renovado el contrato y ataca con las cifras de desempleo que se han producido por la estacionalidad del sector servicios tras el verano.

Sin embargo, se ha encontrado con cifras indiscutibles que les ha lanzado Moreno, el portavoz del PP, José Antonio Nieto, y la de Cs, Teresa Pardo. Datos sobre descenso del paro en Andalucía que, en términos interanuales, ha sido de 155.997 personas en octubre de 2021, lo que representa una bajada del 16% respecto al mismo mes del año anterior. Pero también con los resultados de inversiones sanitarias, creación de autónomos o exportaciones, que lidera la región.

 

Usted es muy del PSOE, del viejo PSOE

Con esta frase, el presidente ha mostrado decepción ante la actitud de Férriz, muy alejada de los buenos propósitos que trasladó en el inicio del curso político para hacer una oposición constructiva. A Moreno le recuerdan sus posicionamientos al enfrentamiento que mantenía permanente el anterior socialismo.