| 04 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Elías Bendodo, presidente del PP de Málaga, en la visita a Acinipo en Ronda.
Elías Bendodo, presidente del PP de Málaga, en la visita a Acinipo en Ronda.

Bendodo ejemplifica el cambio andaluz tras décadas de abandono desde Málaga

El PP-A desenmascara la desidia del PSOE con la provincia con un hecho: el yacimiento de Acipino, en Ronda, una joya arqueológica en la que nunca llegaron a invertir un céntimo.

| Manuela Herreros Andalucía

Los cuarenta años de gobierno socialistas de manera ininterrumpida en la Junta de Andalucía han tenido un alto coste para la comunidad y más aún para una de las provincias que ha permanecido en la desidia de la administración autonómica como es Málaga, a la que suma Almería entre las más castigadas.

El PSOE-A hostigó en muchos ámbitos a Málaga, desde las carencias en infraestructuras sanitarias como el Chare del Guadalhorce o el tercer hospital para la capital, proyectos recuperados por el gobierno de Juanma Moreno que los rescató del olvido; a las deficientes carreteras o la inexistencia de depuradoras para las aguas residuales.

Pero como los hechos demuestran más que las palabras, aparece como ejemplo de la desidia socialista uno de los monumentos malagueños que, a pesar de su valor histórico y artístico, ha estado años deteriorándose  sin que nadie actuara y ahora ha sido protagonista de la campaña electoral del PP-A.

El PP.A pone un claro ejemplo a los malagueños: Acinipo

Hablamos del yacimiento romano de Acinipo, en Ronda, uno de los mayores de toda Andalucía justo al lado de uno del gran reclamo turístico que supone la 'Ciudad del Tajo'. Pues casi desde que en los años 70 concluyeran las excavaciones poco más se ha hecho. Una valla perimetral separaba al visitante del conjunto formado por una casa principal, unos baños romanos y un colosal teatro. Casi ninguna información, ni guía, ni entrada señalizada, algo inaudito.

El conjunto, en manos de la Junta, parecía dar un paso hacia la salvación en 2003, con el convenio que la socialista Carmen Calvo, como consejera de Cultura, firmó con el Ayuntamiento un para su restauración. Pero a partir de aquí la única intervención ha sido la de los saqueadores.

 

El coordinador del PP-A en las elecciones del 19 de junio y presidente del PP de Málaga, Bendodo, ha visitado el yacimiento arqueológico del que ha destacado que, tras su puesta en valor por parte del Gobierno andaluz de Juanma Moreno con una inversión de 500.000 euros para su restauración, "simboliza perfectamente el cambio que se ha producido en toda Andalucía". 

"Lo que pasó aquí es lo que ha pasado en toda Andalucía", ha enfatizado Bendodo, que ha recordado que Ronda "llevaba reclamando años para que la Junta invirtiera en la recuperación de Acinipo, y nunca lo hicieron" pero ahora no sólo se ha restaurado sino que ha pasado a gestionarlo el Consistorio rondeño. Éste, a su juicio, es un ejemplo de "los proyectos olvidados en los cajones del socialismo por apatía, y que el Gobierno del cambio los ha puesto en valor", afirma Bendodo.

Los motivos del castigo del PSOE-A a Málaga

El presidente del PP-A de Málaga ha criticado los "años de abandono" de anteriores gobiernos en materias como sanidad, educación y servicios sociales públicos, al tiempo que ha destacado que con la llegada de Juanma Moreno a la Junta se han hecho "las mayores inversiones", valorando también el número de profesionales sanitarios y docentes contratados, sin olvidar la ansiada ampliación del Metro.

La actitud con la provincia por parte del PSOE-A que escondía detrás intereses políticos al ver como perdían poder en no sólo en el ayuntamiento de la capital donde su alcalde popular Francisco de la Torre suma una legislatura tras otras, sino en el resto del territorio donde cambiaban de signo político muchos ciudades costeras y del interior, afianzándose cada vez más el PP en sus instituciones. Ante ello, impusieron el sectarismo a la hora de invertir.

 

Pero Málaga ha seguido creciendo en estos años a través del impulso ofrecido mediante otras instituciones. Es el caso de la Diputación Provincial con Francisco Salado (PP) al frente, en sustitución del consejero y portavoz de la Junta, Bendodo, que estuvo al frente de la institución supramunicipal (2011-2019) hasta que se sumó al proyecto de Moreno en San Telmo.

La Diputación ha dinamizado las inversiones en materia turística con su propuesta del Caminito del Rey, la senda litoral o el corredor verde del Guadalhorce, o el sector agroalimentario implantando una marca ya reconocida por la calidad de sus productos como es Sabor a Málaga, entre otras muchas intervenciones.