| 15 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
La ministra de Igualdad, Irene Montero.
La ministra de Igualdad, Irene Montero.

La Ley del 'sólo sí es sí' de Montero deja estas aterradoras cifras en Andalucía

Los datos ofrecidos por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía desvelan que dos condenados por delito sexual han sido excarcelados y 68 han conseguido rebajar sus penas de prisión.

| Manuela Herreros Andalucía

Las consecuencias de la Ley Orgánica de Garantía Integral de Libertad Sexual, conocida como 'Ley del sólo sí es sí', son de lo más perversas. Lejos de proteger a las mujeres de sus agresores, lo que ha conseguido la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha sido 'castigarlas' y poner a las víctimas de nuevo en riesgo al rebajar la pena de los condenados o, incluso ponerlos en libertad.

Según ha comunicado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que registra los casos en la comunidad de Andalucía y en las ciudades de Ceuta y Melilla, se han registrado hasta el momento al menos dos condenados por delito sexual excarcelados y 68 reducciones de penas de agresores sexuales.

 

La mayoría de estas rebajas, según el TSJA, se han producido en la Audiencia Provincial de Málaga, con un total de 18 de las que una es una excarcelación. Este último caso, se ha producido al revisar la condena de seis años de prisión que impuso a un hombre en marzo de 2015 por un delito de agresión sexual con acceso carnal contra su sobrina de 14 años. En este caso, se apreció la circunstancia que atenúa la pena de dilaciones indebidas, ya que los hechos fueron en 2009 y el juicio se celebró cinco años y medio después.

Los abusadores y agresores sexuales siguen saliendo a la calle, mientras las víctimas y la sociedad pide acabar con la Ley de Montero, acorralada por las voces que piden su dimisión.