| 06 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El candidato del PSOE-A, Juan Espadas, en la sede tras conocer los resultados.
El candidato del PSOE-A, Juan Espadas, en la sede tras conocer los resultados.

Espadas recibe el castigo electoral dirigido a Sánchez y la corrupción

El PSOE-A pierde las elecciones y reduce en tres escaños su representación que se queda en 30 escaños, pero trata de justificarse en la baja participación y ataca a Moreno.

| Manuela Herreros Andalucía

El poderoso Partido Socialista en Andalucía ha perdido todo su liderazgo frente al Partido Popular de Juanma Moreno que ha ganado con mayoría absoluta. El candidato Juan Espadas ha recibido el castigo dirigido a Pedro Sánchez y los ciudadanos no han perdonado la situación de crisis que mantiene al país, pero tampoco la corrupción en la que ha estado inmersa la comunidad con el PSOE en la Junta.

Espadas ha hecho una campaña basada en la continua crítica a la gestión de Moreno y en la defensa acérrima de todas las medidas que tomaba Sánchez, a pesar de que supusieran un castigo para la comunidad. Con esta estrategia, sumada al escaso conocimiento de la ciudadanía como candidato, lo que ha conseguido es perder tres escaños con respecto a los comicios de 2018 en los que Susana Díaz ganó las elecciones con 33 escaños.

Un varapalo del que difícilmente se recuperará el PSOE-A que comenzará esta legislatura de nuevo en la oposición con 30 diputados (24% de los votos) y con una brecha abierta de cara a los comicios municipales y nacionales de 2023. Además singular ha sido la derrota del PSOE-A en todas las provincias andaluzas, incluso en Sevilla, donde nunca se había producido este resultado.

 

El candidato ha comparecido para manifestar su respeto por los resultados y felicitación a Moreno, que ya le ha trasladado personalmente. "Ahora toca ser coherentes y trabajar desde el Parlamento por nuestra tierra", ha señalado Espadas, para continuar defendiendo los pilares de los servicios públicos y el feminismo.

El papel en el que le han colocado será para Espadas "importante para controlar al Ejecutivo" y se propone hacer una oposición útil. Pero esta vez Espadas no ha sido tan elegante y ha justificado el desastre en la baja participación, en la que "la izquierda es la que suele sufrir", sin embargo, la participación ha sido del 58%, dos puntos por encima de las anteriores elecciones- El sevillano también trata de salvar su suspenso y ha atacado a Moreno al acusarle de utilizar las herramientas de propaganda de la Junta de Andalucía. "Estaré como jefe de la oposición, tal y como los andaluces han decidido", ha concluido.