| 20 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El consejero de Hacienda de la Junta de Andalucía, Juan Bravo, conversa con el portavoz de Vox, Manuel Gavira.
El consejero de Hacienda de la Junta de Andalucía, Juan Bravo, conversa con el portavoz de Vox, Manuel Gavira.

Vox aleja la mano tendida del PP para imponer su agenda ideológica

El portavoz de Vox amenaza con una enmienda a la totalidad ya redactada y exige que el Presupuesto de 2022 imprima carácter político frente a las Cuentas "sin ideología" que redactó la Junta

| Manuela Herreros Andalucía

La ronda de negociaciones para conseguir sacar adelante los Presupuestos para el último año de legislatura continúan con las reuniones celebradas ayer entre el consejero de Hacienda, Juan Bravo y su equipo al completo, con Vox y PSOE-A.

El grupo de Vox está inmerso en un incansable juego con el Gobierno de la Junta de Andalucía. Su portavoz, Manuel Gavira, ha pasado de no querer ni sentarse, a mostrar diversas exigencias. Ayer hizo entrega de un documento con "los incumplimientos del PP" sobre lo pactado al inicio de la investidura.

Unos acuerdos que permitieron acceder a la Junta a los populares y a Ciudadanos y que ponen como línea roja para dar su apoyo a los presupuestos. Aseguran que sólo se ha formalizado el 55% de lo pactado.

Pero tras la cita, no parece que el partido de Santiago Abascal esté predispuesto a favorecer el consenso y ataca directamente al principal mensaje lanzado por la Junta sobre el documento económico.

 

El pasado 3 de noviembre tanto el consejero Juan Bravo como el portavoz del Gobierno, Elías Bendodo, aseguraban que eran unos presupuestos " sin ideología" para que todos los grupos se puedan sentir cómodos apoyándolos. El propio presidente Juanma Moreno pedía a la oposición que era el momento de abandonar "las trincheras políticas".

Pues bien, Vox se atrinchera y pide que se produzcan "gestos inequívocamente políticos" y no sólo presupuestarios. Gavira incide en que se "note el cambio", porque considera que el Gobierno del PP se limita a "gestionar la herencia" y "estructura del régimen socialista".

Quieren imprimir carga ideológica porque aseguran que sus peticiones no son cambiar una partida económica por otra y aunque no han desvelado los puntos que han abordado en la reunión, en las últimas semanas en cada intervención desde Vox se insiste en acabar "con los chiringuitos y enchufados del PSOE".

"Queremos gestos políticos" afirma Gavira y asegura de Moreno practica una "inmersión socialista", al tiempo que reitera que ya tienen redactada una enmienda a la totalidad "desde hace varios días" y la presentarán antes del jueves día 18 que expira el plazo si no dan respuesta positiva a sus reclamaciones.

Los de Vox ponen el cronómetro en marcha y afirman que aunque hoy les han trasladado algunas nuevas líneas y están expectantes a la reacción de la Junta, "el tiempo se agota".

 

Tres enmiendas que acabarían con la tramitación

El propio portavoz de Vox ha pronosticado lo que puede ocurrir en la tramitación de las Cuentas en el Parlamento. Si cada uno de los tres partidos de la oposición (PSOE-A, Unidas Podemos y Vox) presentara su propia enmienda a la totalidad, al votarse todas conjuntamente en el debate de totalidad, supondría el rechazo a la tramitación del proyecto de Ley de Presupuestos.

Unidas Podemos ya ha registrado la primera de estas enmiendas, porque considera que las negociaciones han sido un "fracaso" y "no cumplen con el interés de Andalucía y no son para la mayoría social". Vox la tiene redactada a la espera de que la Junta ceda y el PSOE-A da hoy martes da un portazo al Gobierno.