| 23 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

Errores de maquillaje que debes evitar después de los 50

Cómo evitar que nuestra forma de maquillarnos nos haga parecer mayores de lo que somos

| Edel Uve Belleza

Cuando se trata de maquillaje después de los 50, hay una serie de errores comunes que puede restar luminosidad y frescura a nuestro rostro haciendo que parezcamos mayores de lo que realmente somos. Sin embargo, con los consejos adecuados, es posible lucir radiante a cualquier edad. Aquí te presentamos los errores de maquillaje más comunes que debes evitar a partir de convertirte en “cincuentañera”.

Error 1: Usar una base demasiado densa.

Es muy frecuente pensar que una base de maquillaje densa nos va a tapar las arruguitas. Falso. Las arrugas están ahí, y al querer disimularlas a base de aplicar un fondo o un maquillaje espeso lo único que conseguiremos es que, con el paso de las horas, se vaya asentando en esas líneas de expresión enfatizando aún más los signos de envejecimiento. En lugar de eso, opta por una base ligera, fluída y de cobertura media que se funda fácilmente en la piel, proporcionando una apariencia suave y natural. Busca fórmulas hidratantes que iluminen la piel y minimicen la apariencia de imperfecciones sin acentuar las arrugas.

Error 2: Maquillaje oscuro

Esta premisa debería tenerse en cuenta a cualquier edad, pero mucho más a medida que vamos entrando en la madurez. Un maquillaje más oscuro que el tono de nuestra piel crea un efecto visual que nos echa años encima, por eso es importante acertar con el color. Y en caso de duda, elige siempre uno un poco más claro

Error 3: Cejas pintadas

Normalmente, a raíz de la menopausia comenzamos a perder pelo en todo el cuerpo, y las cejas no son una excepción. Tenerlas muy finas o poco pobladas es un signo de envejecimiento, pero eso no significa que debamos corregirlas a base de pintura. Actualmente hay una gran variedad de técnicas que van desde el trasplante o injerto de cejas– procedimiento por el que se transfieren unidades foliculares de la parte posterior del cuero cabelludo a las zonas con calvas– hasta el microshading – técnica de maquillaje semipermanente que se utiliza para mejorar y definir las cejas–. Cualquiera de ellas es interesante si tu problema es muy evidente. En caso de que no tengas zonas despobladas pero el pelo se vea muy fino, puedes rellenar con polvos y un pincel. Importantísimo elegir unos polvos del mismo color que nuestras cejas, nunca más oscuro.

Error 4: Mucho colorete

Aquí debemos ser especialmente cuidadosas porque un exceso de colorete nos va a dar un aspecto de muñeca antigua muy poco favorecedor. 

Error 4: Barra de labios oscura

Es un error que hay que evitar sí o sí. Los colores granates, burdeos y marrones acentuarán las pequeñas arruguitas del contorno de los labios además de adelgazar estos visualmente. Opta por la gama de rosas y de beiges, y aplícate siempre un poco de gloss para que tu boca luzca más jugosas.

Error 5: Sombra de ojos llamativa y eyeliner muy negro

 Nos guste o no, la piel de los párpados y del contorno de ojos se va volviendo más fina y tiende a descolgarse. Si queremos minimizar este efecto olvídate de las sombras verdes y azules y pásate a los grises suaves y a los marrones no muy intensos. Por lo que se refiere al delineador, cambia el negro por el gris y utilízalo sólo en la parte superior del ojo.