| 21 de Marzo de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

Todo sobre los hilos tensores que te quitan arrugas y años de encima

Son una opción cada vez más demandada por quienes buscan un rejuvenecimiento facial no quirúrgico y efectivo

| E.V. Belleza

Los hilos tensores son una técnica de rejuvenecimiento facial que consiste en la inserción de hilos de sutura debajo de la piel para levantarla y tensarla. Se pueden utilizar en diferentes áreas del rostro, como las mejillas, las cejas, el cuello y la línea de la mandíbula, para mejorar la apariencia de la piel flácida, reducir las arrugas y redefinir los contornos faciales. Los hilos también pueden usarse para tratar la flacidez de otras partes del cuerpo, como en los brazos y el abdomen.

¿Cómo se colocan?

El procedimiento se realiza bajo anestesia local y consiste en la inserción de los hilos en la piel mediante pequeñas incisiones o agujas. Una vez insertados, los hilos se tensan y se anclan en la piel para lograr el efecto de levantamiento y tensión

Clases de hilos tensores

Existen varios tipos de hilos tensores utilizados en estética, cada uno con sus propias características y beneficios. Algunos de los tipos más comunes incluyen:

  1. Hilos tensores de polidioxanona (PDO): Son los más comunes y están hechos de un material biodegradable y seguro que se utiliza ampliamente en la industria médica. Los hilos PDO se utilizan para levantar y tensar la piel, reducir las arrugas y redefinir los contornos faciales. También estimulan la producción de colágeno, lo que ayuda a mejorar la elasticidad de la piel.
  2. Hilos tensores de ácido poliláctico (PLA): Estos hilos también estimulan la producción de colágeno y se utilizan para tratar la flacidez facial y corporal. Los hilos de PLA son biodegradables y seguros, y se disuelven lentamente en el cuerpo.
  3. Hilos tensores de ácido hialurónico (HA): Los hilos de HA se utilizan para hidratar y reafirmar la piel, mejorando su textura y suavidad. También se utilizan para reducir las arrugas y las líneas finas. Estos hilos son temporales y se disuelven después de varios meses.
  4. Hilos tensores de polycaprolactona (PCL): Los hilos de PCL se utilizan para levantar y tensar la piel, así como para estimular la producción de colágeno. Estos hilos son más duraderos que los hilos PDO y pueden durar hasta dos años.

En general, el tipo de hilo tensor utilizado dependerá de las necesidades individuales del paciente y del área a tratar.

¿Tiene una recuperación larga?

No, aunque todo va a depender de las características, circunstancias y naturaleza de la persona. La técnica de los hilos tensores es mínimamente invasiva y se realiza en consultorios médicos. La recuperación es rápida, aunque se pueden experimentar algunos efectos secundarios como hematomas, inflamación y sensibilidad en la zona tratada. Estos efectos secundarios suelen ser temporales y desaparecen en unos pocos días.

¿Cuánto dura su efecto?

Los resultados de los hilos tensores pueden durar de 6 a 24 meses, dependiendo del tipo de hilo utilizado, la zona tratada y la respuesta individual del paciente. 

En general, los hilos tensores son una opción popular para aquellos que buscan un rejuvenecimiento facial no quirúrgico y que desean evitar los riesgos y la recuperación prolongada asociados con la cirugía plástica. Sin embargo, es importante que los pacientes consulten con un médico calificado y experimentado antes de someterse a cualquier procedimiento estético para asegurarse de que es la opción adecuada para ellos y que se realice de manera segura y efectiva.