| 22 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

4 rutinas efectivas para cuidar la piel este verano

Antes de que llegue el calor definitivo, debemos concienciar y poner en práctica estas cuatro efectivas rutinas de cuidado de la piel en verano

| Marga García Belleza

No es ningún secreto que el sol es uno de los mayores enemigos de nuestra piel. Sabemos que la exposición prolongada a los dañinos rayos ultravioleta del sol no solo reducirá en gran medida su elasticidad, sino que también hará que envejezca prematuramente, haciendo que su apariencia pierda belleza, brillo y suavidad. 

Por eso, antes de que llegue el calor, debemos concienciar y poner en práctica estas cuatro efectivas rutinas de cuidado de la piel en verano.

1.- Tus grandes amigos ¡los alimentos antioxidantes!

Son los superhéroes de la piel. Sus generosas propiedades contrarrestan el daño causado por los radicales libres y ayudan a reducir el envejecimiento de la piel promoviendo un cutis más saludable y nutrido.

Incorpora a tu dieta arándanos, fresas, frambuesas, moras, espinacas, aguacate, brócoli, nueces, semillas, cereales integrales, pescados ricos en omega 3, algas, zanahorias, cítricos etc... 

Ten presente que el secreto de una piel radiante podría estar en tu cocina, ya que lo que comes y lo que no comes, influye directamente en la salud de tu piel.

2.- A tope de hidratación 

Mantener un buen estado de hidratación es bueno para la salud en general y sobre todo para las personas que tienen tendencia al eccema o al acné, ya que la falta de agua hace que la piel se vuelva más grasa.

Presta atención a todo tu cuerpo, en especial a la zona de los ojos. En los meses de calor necesitan una gran ayuda para combatir los miles de parpadeos y movimientos inconscientes que realizan cada día para protegerse de la luz del sol. 

Con un poco de esfuerzo y rutina evitarás verte con una piel opaca, rugosa y con esas pequeñas líneas finas que inevitablemente aparecen cuando la deshidratación es patente. 

Ponle solución bebiendo una cantidad adecuada de agua para prevenir que la piel se reseque y se escame. Incorpora a tu dieta alimentos ricos en agua: pepino, lechuga, rábano, fresa, sandía, melón, uvas, coliflor, acelgas, tomates.... Este hábito también te será de gran ayuda para eliminar toxinas del cuerpo y reducir la inflamación. 

No olvides utilizar cremas hidratantes después de la ducha que es cuando los poros están abiertos y penetra con mayor facilidad.

Siguiendo estas recomendaciones conseguirás lucir una piel bonita a tope de hidratación, fuerte, elástica y disminuir las tan temidas quemaduras del sol. 

 

3.- Protector solar sí o sí

La exposición al sol sin protección puede tener consecuencias muy negativas a corto y largo plazo:  vejez prematura, manchas oscuras, quemaduras solares de alto grado, e incluso, desarrollar un melanoma. Por lo que sí o sí, debes llevarlo siempre contigo. Elimina la idea de ‘yo nunca me quemo’ o ‘solo voy a estar un ratito en la piscina’.

El factor más aconsejable es como mínimo el SPF 30+ y si quieres prevenir las manchas y el fotoenvejecimiento, nuestro consejo es utilizar SPF 50+ durante todo el verano. 

A la hora de comprarlo, elige protectores de compuestos naturales, estos desvían con más eficacia la luz solar para que la radiación ultravioleta no penetre de forma agresiva en la piel.

Y no olvides los labios, en el mercado existen protectores solares específicos para ellos.

4.- Mejor, si te decides por una buena ducha de agua fría

Una de las cosas más agradables que se pueden hacer en invierno es una ducha larga y caliente, pero continuar haciéndolo en verano puede hacer que la piel pierda algunos de sus aceites naturales, lo que inevitablemente provoca sequedad. En verano es mejor utilizar agua tibia o fría, que también ayuda a un mejor flujo sanguíneo, oxigenando así la piel y teniendo una mejor circulación. 

Es importante no olvidar utilizar siempre una buena crema hidratante para reponer la humedad perdida, y realizar un peeling casero con aceite de coco y azúcar al menos una vez por semana. Descubrirás que tu piel se siente mucho más firme y elástica. 

Si te gusta cuidarte no puedes dejar de leer: