| 18 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Rosa Pérez Garijo, consellera de Transparencia
Rosa Pérez Garijo, consellera de Transparencia

La consellera Garijo (EU) pide retirar tres símbolos franquistas que no existen

La Conselleria de Transparencia que dirige Podemos solicita al Ayuntamiento de Castellón retirar elementos de la vía pública vinculadas con el franquismo que no existen en la realidad

| Jonathan Martínez Edición Castellón

El efecto de sugestión que genera la mente humana cuando se pone demasiado énfasis en determinados asuntos puede llevar incluso a ver fantasmas donde no los hay. Eso es precisamente lo que puede haber ocurrido en la Conselleria de Transparencia, dirigida por Rosa Pérez Garijo (Podem), tras descubrirse que el Catálogo de Vestigios Franquistas que habían elaborado para localizar y retirar aquellos elementos vinculados con la dictadura se incluye tres símbolos ubicados en espacios públicos de Castellón que, en realidad, no existen. Así lo ha hecho saber el propio Ayuntamiento de la ciudad, que hace unos días también advirtió que alegaría contra este Catálogo para solicitar la retirada de seis de los nueve nombres del callejero urbano sobre los que la Conselleria ha puesto el foco por ser concejales o alcaldes durante la etapa de Franco.

En este listado, la consellera Garijo pide a la alcaldesa de Castellón, la socialista Amparo Marco, retirar el “escudo franquista en la entrada del Hospital de la Magdalena, la placa en la fachada del IES Joan Baptista Porcar y la placa de la Delegación Nacional de Sindicatos con elementos de exaltación (yugo y flechas), en el grupo de viviendas Francisco Franco”. Todos ellos elementos que fueron retirados años atrás y que el consistorio notificará a modo de errores en el escrito que prepara de forma conjunta el equipo de Gobierno -PSPV, Podem y Compromís- para poder 'salvar' otros espacios de la ciudad.

 Uno de ellos el nombre del colegio público Lluís Revest , en recuerdo del que fuera cronista e hijo adoptivo de la ciudad. Del mismo modo, el Ayuntamiento pedirá retirar del Catálogo los nombres de Doctor Clarà y Segarra Ribes tras quedar "explícitamente demostrado que fueron propuestos y aprobados por los órganos correspondientes en atención a sus aportaciones en la ciudad y a sus méritos en los campos de la ciencia y la cultura". Una situación similar es la que ocurre con otros nombres del callejero como el del Arquitecto Traver, Doctor Altava, Cronista Revest y Sánchez Gozalbo.

Mención aparte son las referencias a placas o inscripciones que aparecen en el listado en edificios propiedad de otras instituciones. Es el caso de la Diócesis de Segorbe-Castellón por las rotulaciones grabadas en la concatedral de Santa María, la parroquia de la Trinidad y la iglesia de San Agustín.

Las tres calles que no se salvan

Además, Castellón no presentará ninguna alegación sobre otros tres nombres porque el mérito para rotular los viales están directamente relacionados con el régimen franquista.

Por un lado, el nombre de la plaza Herrero Tejedor fue motivado en 1975 por ocupar el cargo de Ministro Secretario General del Movimiento, posteriormente al 1979 este nombre de vial se revoca por “recordar a la guerra y sus consecuencias”, y en 1996 el gobierno popular de José Luis Gimeno vuelve a meterlo sin ninguna motivación. Además, de acuerdo con la moción conjunta del 27 de septiembre de 2012 de retirar honores y distinciones municipales a aquellos que se significaron en defensa de la dictadura, ya se le retiraron los honores y distinciones que el Ayuntamiento le había otorgado: Hijo Predilecto, Medalla de Oro a título póstumo y Alcalde Honorario.