| 01 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Antonio Lobato se "acordó" de su profesor... y de todos sus ancestros, ya de paso.
Antonio Lobato se "acordó" de su profesor... y de todos sus ancestros, ya de paso.

Antonio Lobato se marca un rabioso "Iker Casillas" con Broncano y sin Carbonero

¿Que se creían que solo los futbolistas son vengativos y rencorosos? Nada de eso. Resulta que los periodistas deportivos también lo son. Que tengan cuidado los profesores con estos niños.

| Isabel de Dios Chismógrafo

 

 

Que Iker Casillas tiene un componente "rabiosón" eso lo han podido comprobar en sus propias carnes los periodistas deportivos y del corazón, que se han llevado alguna que otra tarascada cuando les ha tocado preguntar por algo que al exportero del Real Madrid y el Oporto no terminaba de cuadrarle.

Que Iker intenta ser amable siempre y que lo que le pasa es que no le gusta que su vida privada y sus vergüenzas sean pasto del cotilleo colectivo (sean con Sara Carbonero o con Jose Mourinho), sí. Que de vez en cuando reacciona entrando al trapo como un vitorino, sí, eso también.

El pequeño zasca con indirecta de Iker Casillas a su profesora: "¿ahora qué?"

Bien lo sabe, además de los periodistas de turno, la profesora que tuvo en su infancia y juventud, esa que delante de toda la clase intentó hacer pedagogía a su costa y a la que se la "devolvió" con cierto rencorcillo Casillas cuando grabó su serie documental para Movistar Colgar las alas.

Allá por 1999 en el instituto El Cañaveral de Móstoles, según narra el futbolista, recuerda llegar de ganar el Europeo Sub 16 y "mi profesora Antonia Segura que era de Física y Química delante de toda la clase dijo, bueno vamos a hacer un aplauso para Iker por el Europeo que ha ganado y lo bien que lo ha hecho, y en aquel momento paró y dijo, pero de esto no se vive", señaló en un vídoe en el que Casillas tuerce el gesto en una especie e ventajista "¿cómo que no? ¿mira hasta dónde he llegado y que equivocada estabas?".

 

Aunque en el momento de la emisión de su serie la mayoría de los comentarios generados en redes fueron a favor de la profesora y de que hizo lo que tenía que hacer porque el 99% de los alumnos no llegan a vivir del fútbol profesional otros vieron algo de "zasca" en el comentario de Iker.

Antonio Lobato se marca un Iker Casillas con otro profesor que no vio su potencial

Pues bien, ahora ha sido Antonio Lobato el que se ha marcado un ajuste de cuentas con otro profesor descreído al que lanzó un duro mensaje este martes desde La Resistencia de David Broncano en Movistar.

Lo que comenzó como una visita de cortesía para promocionar Vamos sobre ruedas, su nuevo programa de Movistar, con regalo de camiseta con logo al presentador, terminó en mensaje ventajista rabiosón a lo Iker contra el docente que no creyó en él: "Un saludo a mi profesor de BUP que me dijo, en la pizarra delante de todos mis compañeros, que era un puto inútil por no saber qué era el complemento directo o indirecto (que aún no sé) y que no iba a llegar a nada y que mi padre me sacara y me pusiera a trabajar. Tenía razón", zanjó con ironía y no poca mala leche y añadiendo que nadie haga caso de comentarios como ese.

 

 

Y puestos a superar viejas pendientes, Broncano le puso una aún peor: narrar "una carrera que nunca había narrado: la carrera universitaria de Derecho". Él aceptó y leyó entre risas, con su habitual tono y ritmo, cómo una joven se apuntaba a estudiar y acababa sacándose el título.

 

Mientras tanto Sara Carbonero y Kiki Morente siguen con su amor

Lo más seguro es que no tenga nada que ver con todo esto, pero lo cierto es que Sara Carbonero parece definitivamente haber cambiado de tercio a la hora de encontrar pareja. Y a pesar de sus juegos al despiste su relación con el cantaor flamenco iría viento en popa.

 

De hecho, este miércoles la revista Semana se ha encargado de despejar las dudas y lleva a su portada en exclusiva las imágenes más cómplices de Sara y Kiki durante una romántica velada nocturna por las calles de la capital, demostrando que lejos de romper, la pareja consolida su relación a pasos agigantados. Ajenos al mundo, la periodista y el artista cenaron en uno de los restaurantes favoritos de la manchega, de donde salieron de lo más cercanos y derrochando miradas y gestos de cariño a altas horas de la noche.

Unas imágenes que demuestran que su amor sigue adelante y que nada hay de cierto en las informaciones que insistían en un distanciamiento de la pareja, cada día más unida.

¿Habrá que saber, eso sí, que decían los profesores en el colegio y en el instituto a Carbonero y Morente sobre  cómo les iría en el maravilloso mundo de la fama profesional? ¿Se equivocarían como con Casillas o Lobato?