| 03 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Cayetano Rivera y Eva González.
Cayetano Rivera y Eva González.

Los gestos de Eva González y Cayetano Rivera que ahora toman un sentido especial

Dado el extremo celo con el que siempre han protegido su vida privada pocos pudieron leer con claridad las señales que los dos miembros de la pareja estaban dejando caer por el camino.

| Redacción Chismógrafo

Eva González y Cayetano Rivera podrían estar atravesando una grave crisis matrimonial después de 13 años de amor y, tal y como ha desvelado la revista ¡Hola!, vivirían separados desde hace meses. Al parecer la modelo y el torero habrían tomado esta decisión para reflexionar sobre su matrimonio y su futuro juntos a punto de celebrar su séptimo aniversario de boda.

Una noticia que ha pillado por sorpresa ya que a pesar de que hace meses que no se dejan ver juntos (la última vez que fue el pasado mes de agosto en la costa gaditana con su hijo Cayetano, de 4 años) ni comparten mensajes cariñosos en redes sociales, lo cierto es que su discreción y su hermetismo en lo que a su vida privada se refiere han facilitado que nadie sospechase del delicado momento personal que atraviesa su matrimonio.

Eva González y Cayetano Rivera, mudos sobre su presunta crisis

Una profunda crisis sobre la que por el momento tanto Eva como Cayetano guardan absoluto silencio, aunque lo cierto es que en sus últimas apariciones a ninguno se le preguntó por su vida personal; este jueves la sevillana ejercía de presentadora en la gala contra el cáncer organizada por la revista Elle en el Teatro Real. Espectacular con un vestido palabra de honor negro y guantes largos fucsias, la modelo posaba con la mejor de sus sonrisas pero evitaba atender a la prensa. Algo que no llamó en absoluto la atención en ese momento pero que ahora cobra un especial significado, ya que quizás prefería no enfrentarse a las preguntas sobre la cercanía de su aniversario de boda.

Cayetano, por su parte, reaparecía horas después en la cátedra organizada por Mario Vargas Llosa en El Escorial y, tras el ictus sufrido por Kiko Rivera esa misma madrugada, las preguntas se limitaban al estado de salud de su hermano. Tranquilo, el torero revelaba que el Dj se encontraba bien aunque "con el susto en el cuerpo" y adelantaba que, en cuanto pudiese, viajaría a Sevilla para visitarlo en el hospital.

Este mismo fin de semana, y aprovechando su estancia en Madrid, el hijo de Carmen Ordóñez se dejó ver disfrutando de una cena con amigos en uno de los restaurantes más conocidos de la capital. Sin la compañía de Eva, Cayetano se mostraba relajado y sonriente, aunque prefería guardar silencio ante las preguntas de los reporteros a pesar de que todavía no había trascendido su grave crisis matrimonial.

Un bache que no sería el primero en la pareja, ya que en 2013 (cuatro años después de enamorarse) la presentadora y el torero rompían su relación al no ser capaces de superar una crisis motivada al parecer por su incompatibilidad de agendas. Sin embargo, y tras nueve meses separados, se reconciliaban y el 6 de noviembre de 2015 ponían el broche de oro a su amor con una boda de cuento de hadas en la localidad natal de Eva, Mairena del Alcor.

La crisis de Karelys Rodríguez reforzó aún más su matrimonio

La irrupción de la abogada Karelys Rodríguez a finales de 2019 asegurando que había mantenido una relación sentimental con Cayetano (un escándalo del que ninguno se ha pronunciado públicamente) hizo que su matrimonio saliese reforzado cuando muchos pensaron que su ruptura sería fulminante.

La pareja se trasladó a Sevilla y, desde entonces, llevan una vida de lo más familiar en la que, alejados del foco mediático, compaginan a la perfección sus respectivas profesiones con el cuidado de su hijo, Cayetano. Solo el tiempo dirá si son capaces de superar esta grave crisis o si, por el contrario y después de meses sin vivir juntos, deciden formalizar su separación y emprender caminos separados.