| 22 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
A Pepe Navarro le ha pasado un poco lo que le sucedió a Rocío Carrasco.
A Pepe Navarro le ha pasado un poco lo que le sucedió a Rocío Carrasco.

Pepe Navarro lucha contra Pepe Navarro, como ya sucedió antes a Rocío Carrasco

Creyó estar por encima de la Justicia. Y la Justicia está por encima de todos. Hay otras razones que ahora en ESdiario contamos de por qué el presentador no se hizo la prueba de paternidad.

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 

 

Pepe Navarro no tiene enemigos fuera. Su enemigo es él. Y la razón no es otra que el mismo Pepe Navarro lo ha querido así. Y tuvo asesores en su momento que le aconsejaron que se hiciese la prueba de paternidad del hijo que en su momento iba a tener con Ivonne Reyes. La justicia se la solicitó y él, un hombre muy poderoso en aquel momento mediáticamente, se negó a realizarla. Creyó estar por encima de la Justicia. Y la Justicia está por encima de todos. Hay otras razones que hoy en ESdiario contamos de por qué no se hizo la prueba de paternidad.

 

Otra cosa distinta es que ahora Pepe Navarro tenga la certeza de que no es el padre del hijo de la modelo Ivonne Reyes. Una certeza que podemos compartir algunos periodistas. Dicho esto, una cosa es la verdad testimonial y otra la verdad jurídica. Su caso está juzgado. Y está juzgado porque el comunicador se negó a realizarse la prueba de paternidad. En aquel momento tuvo dudas de la paternidad. Y más interesante, en aquel momento Navarro comenzaba una relación con la mujer que le hizo perder la cabeza.

Lorena Aznar fue su gran pasión. No podía consentir perder a Lorena si la prueba era positiva con su nombre de por medio. Prefirió la paternidad "por negación" que perder a su su gran amor. Esta es la razón por la que no se la hizo.

A Pepe Navarro ahora le toca la "pataleta" como le suceció a Rocío Carrasco

Pasado el tiempo, Pepe Navarro obtiene la certeza que no es su hijo. Y decide reabrir el caso. Craso error. La cosa juzgada no se puede volver a juzgar. Lo ha intentado a través de la hija que tuvo con Eva Zaldívar aún consciente de que no llegaría a algún "mar con agua". Ahora le toca la "pataleta" en la televisión. Es lo que le queda. Es su derecho o su necesidad. Caso parecido a Rocío Carrasco.

A Carrasco la Justicia no le dio la razón. Y le quedaba la televisión y su testimonio. En este caso más arropado con los instrumentos políticos y mediáticos que con Navarro. O todos moros o todos cristianos. Se tiene que utilizar el mismo baremo para Pepe que para Rocío si queremos ser serios en esto del papel couché cuando se mezcla con temas judiciales.