10 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Luis Arroyo.
Luis Arroyo.

Periodistas, artistas y políticos quieren “ocupar” el Ateneo de Madrid en mayo

En tan solo dos meses la lista de socios ha aumentado de una manera llamativa y cuenta con un sinfín de nombres muy conocidos en los medios de comunicación. Esto es lo que está pasando.

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 

 

La periodista Pepa Bueno, el cantante Joan Manuel Serrat, la exministra socialista Ángeles González-Sinde, la actriz Cayetana Guillén Cuervo, el abogado José María Lasalle, la periodista Luz Sánchez Mellado, la escritora Rosa Montero, el empresario y marido de Eugenia Martínez de Irujo, Narcís Rebollo son sólo algunos des los nombres que se incorporan a la base de datos de los socios del Ateneo de Madrid (Ateneo Científico, Literario y Artístico).

Más de 200 socios nuevos en tan sólo dos meses. En el mes de diciembre se aprobaron 87 nuevas solicitudes como socios y en el mes de enero un total de 128 socios. El reglamento del Ateneo recoge que para hacerte socio te tiene que dar la aprobación la Junta de Gobierno.

A lo largo del 2020 se han ido incorporando como socios muchas caras conocidas. La pandemia del Covid impidió que se celebrasen las Juntas de Gobierno en los meses de primavera y verano. Esta es la razón por la que muchos de esos socios han podido acceder al Ateneo a finales de año aunque la petición estaba realizada con anterioridad.

Hace unos días a ESdiario se le informa de la cantidad de socios nuevos con los que cuenta la institución. Un dato llamativo por inesperado al no ser habitual en las últimos lustros del Ateneo de Madrid. Este centro científico, literario y artístico ha pasado de 7.000 socios a los 1.700 en la actualidad.

Este periódico ha conocido quién está detrás de todos estos nombres. Es el politólogo Luis Arroyo, conocido en los medios de comunicación por sus intervenciones sociopolíticas.

Luis Arroyo trabajó con Zapatero durante su etapa de Moncloa. Según ha podido saber ESdiario, este grupo de caras conocidas va más allá de la política. Su motivación es salvar a esta institución que camina a la deriva. Están de todos los partidos políticos y de todas las tendencias. El cometido de Arroyo ha sido tomar la iniciativa de formar el grupo, conseguir que algunos se hicieran socios y así en las elecciones de mayo poder votar para la nueva Junta de Gobierno.

Las nuevas incorporaciones tenían que ser socios en el mes de enero para poder ejercer su derecho al voto según recogen los estatutos. Al ser las elecciones en mayo, los socios que se incorporen en febrero no podrán ejercitar ese derecho. Tenían que ser socios en el mes de enero. Diferente será quiénes serán las ocho personas que estén en la candidatura de Arroyo porque para presentarte es obligatorio haber sido socio un año antes.



La iniciativa de Luis Arroyo es un grito a la esperanza de muchos socios que han visto como en los últimos años Ateneo de Madrid se ha convertido en un cortijo donde 4 o 5 o 6 de otra época van a leer el periódico y se toman un café mientras el resto de socios tienen que pedir permiso para hacer uso de sus instalaciones que son tan de estos otros como de quienes se creen que son sólo de ellos y disfrutan de su café vespertino.



La partida presupuestaria proveniente de los socios es importante. 200 mil euros son del cajón de los socios. El resto es a través de ayudas públicas (subvenciones) y patrocinadores (subvenciones privadas). Una inyección de nuevas caras, nuevas ideas y nuevos proyectos le vendría bien al ATENEO de Madrid que el pasado año cumplía su 200 cumpleaños.

Una institución que ha tenido como presidente a lo largo de dos siglos a Valle Inclán o a Manuel Azaña. Sin olvidar a Unamuno entre los nombres clave de esta institución. Una época que nada tiene que ver con los últimos años. Lo único que no ha cambiado es el mobiliario. La belleza de su biblioteca es digna de visitar.