| 30 de Mayo de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Gustavo Guillermo.
Gustavo Guillermo.

Gustavo Guillermo: ha llegado el momento de contar la verdad de Teresa Campos

El tercer hijo de la fallecida tiene mucho que contar. Comenzamos. Y la lista es muy larga porque no solo incluye a Terelu y Carmen Borrego, también a Rocío Carrasco y Fidel Albiac.

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 

 

 

El que fuera mano derecha de Teresa Campos durante 33 años ha roto relación con la hija de su jefa. De su segunda madre. De su maestra. Gustavo Guillermo ya no tiene nada que ver con Carmen Borrego. Ha llegado el momento y no es una canción de El Arrebato. El chófer de la comunicadora malagueña tiene mucho que contar. Hasta ahora han sido paños de agua caliente. No ha contado la verdad de lo que ha vivido en la casa de Molino de la Hoz (Madrid). Tenía miedo. Esto ya es pasado.

El tercer hijo de Campos tiene mucho que contar. Comenzamos. Puede contar qué pensaba Teresa de sus dos hijas. Una y otra. A quién quería más. Quién la visitaba con más frecuencia. Qué nieto era su preferido. ¿Iba Alejandra Rubio tan sólo a la casa de su abuela a recoger bolsos y ropita? Qué pasó en el último verano que pudo acudir la presentadora a su casa de Málaga. Y por qué llamó llorando y diciendo que se quería volver a su casa de Madrid. Quién fue a por Teresa. Qué vivió Gustavo Guillermo en los años donde Campos tuvo que luchar para que la custodia de sus nietos fuese para su hija y no para su yerno. De nuevo un arrebato. Ahora judicial.

Gustavo Guillermo puede contar qué pensaba en los dos últimos años de Rocío Carrasco. Y de su marido Fidel Albiac. Cuánto la visitaban. Dos o tres veces. Al año. Y con prensa. Carmen Borrego se encargaba de organizar con su revista de cabecera.

Puede contar quiénes se beneficiaron de la compra de la casa de Molino de la Hoz. Mucho comisionista en aquellos momentos. Algunos se hicieron ricos. El chófer puede contar cuántas noches tuvo que acudir a casa de su jefa y madre cuando estaba triste. Las hijas no estaban. Tampoco se las esperaba. ¿Por qué no fue Fidel Albiac al último cumpleaños de Teresa Campos en su casa? A Rocío Carrasco la recogió el propio Gustavo en su casa de Valdelagua.

Puede contar la verdad. Lejos del blanqueamiento. Gustavo Guillermo es la única persona que hacer la mejor semblanza de Carmen Borrego y Terelu Campos.