ESdiario

Mónica Pont relata los detalles del accidente que casi le cuesta la vida

Acaba de sufrir la experiencia más traumática de su vida. ESdiario habla con la actriz después del traumático accidente de tráfico que sufrió en Ciudad de México. Vio su cara destrozada.

Mónica Pont.

Publicado por

Creado:

Actualizado:

acaba de vivir la experiencia más dramática de su vida, ella misma contaba en sus redes sociales que hace un mes sufrió un grave accidente que casi le cuesta la vida. ESdiario ha contactado con la actriz, que desde hace dos años vive a caballo entre México y Los Ángeles, y nos ha contado los detalles del traumático accidente: "Todo ocurrió en la Ciudad de México a dos cuadras de mi casa. Salía de una comida prenavideña con amigos españoles. Iba a entregar a Dunita (su perra), para que la bañaran en el típico camión móvil, mi intención era regresar después a la fiesta. Iba con prisas y estas no son buenas compañeras al volante. No llevaba el cinturón de conducir y me arrepiento mucho, no me lo suelo poner para salir del parking o para aparcar y eso es un error. No se si se me cruzó alguien o no, pero debí despistarme con el móvil y me empotré contra una camioneta, al no llevar cinturón de seguridad mi cara se estampó contra el volante y no salieron los airbags, mi cara y mi cabeza fue mi airbag".

Mónica Pont relata los detalles del accidente que casi le cuesta la vida from ESdiarioTV on Vimeo.

Mónica Pont se miró la cara al espejo y la tenía destrozada

Mónica relata con angustia lo sucedido, porque antes de perder el conocimiento por completo si pudo escuchar a una joven que había presenciado lo ocurrido y que corrió a socorrerla: "Una joven que vio como me estrellaba corrió a aporrearme el cristal y la puerta de mi coche, me gritaba: "¡No te duermas, ábreme la puerta, baja el cristal!". No sabía lo que había ocurrido, me miré al espejo y vi mi cara destrozada. Tuve fuerzas para coger el móvil y dárselo a la chica, le dije que soy actriz, que estaba grabando una serie y que llamase al doctor Edmundo Guadarrama porque sólo él podía intervenirme. Él es un magnifico cirujano plástico, pero sobre todo se dedica a la cirugía reconstructiva", apunta la actriz.

"Esta chica le llamó y Edmundo vino enseguida, me metieron en una ambulancia y me llevaron al hospital, estaba consciente pero no lo recuerdo. Posiblemente mi mente no quiere recordar para borrar el trauma que he sufrido. Se que no había bebido alcohol, ni consumido sustancias. Mi error fue un despiste con el teléfono. El cirujano me metió en quirófano, allí estuve tres horas, me dio 46 puntos en la cabeza, me reconstruyó el párpado del ojo izquierdo con mi propia piel, estaba completamente destrozado y, también la ceja. Ahora me ha quedado una cicatriz casi invisible. Si no llega a ser por él, yo hoy no podría enseñar mi cara. Le debo todo a mi cirujano Edmundo Guadarrama".

Mónica Pont llegó a pensar que había perdido el ojo izquierdo

Para Mónica Pont fue un shock ver su rostro destrozado, pero lo peor fue pensar por unos momentos que había perdido el ojo izquierdo y que se había roto algún hueso de la cara. Un susto que se saldó con tres horas de quirófano y el buen hacer del cirujano plástico: "Si no es por él yo no podría haber seguido con mi trabajo".

Mónica le pidió a su cirujano que contactase con su hijo para avisarle de lo sucedido: "Javier, mi hijo adelantó sus vacaciones para estar conmigo, me cuidó, me animó, me curó las heridas, me abrazó y me dijo que me quería mucho. Hemos pasado 20 inolvidables días juntos. En cuanto pude hice las maletas para irnos a la playa, recorrimos Tulum, La Paz y San Miguel de Allende. En los cinco días que estuve ingresada no pude mirarme al espejo, me daba miedo verme la cara. Disimulé muy bien las heridas con gafas y con gorros, nadie se dio cuenta de cómo estaba. Mi hijo me ha ayudado mucho en la recuperación, si llego a estar sola me habría hundido".

Poco antes de estallar la pandemia Mónica Pont decidió instalarse en México para probar suerte como actriz y no le ha ido nada mal, allí encadena un proyecto con otro, pero también ha hecho muy buenos amigos. Ellos son quienes han permanecido junto a la actriz durante su convalecencia y ella no duda en agradecerles su incondicional apoyo: "Me he sentido muy querida y muy apoyada por mis amigos", dice emocionada.

Este accidente ha supuesto para ella un punto de inflexión: "Me recupero con la ilusión y las ganas de seguir con nueva vida y nuevas oportunidades. Las cicatrices del corazón tardarán más en desaparecer porque sigo tocada emocionalmente. He aprendido una lección de vida: Que más vale un minuto tarde que un minuto de silencio". Con este accidente he aprendido a valorar la existencia porque se te va en un minuto, y no solo eso, sino que puedes hacer daño a terceros. Te juegas tu vida y pones en peligro la vida de los demás".

Durante su ingreso, a Mónica Pont le detectaron un tumor benigno detrás del ojo

Siempre positiva y pizpireta, Mónica no pierde el ánimo, todo a pesar de que en las revisiones que le han hecho durante su ingreso en el hospital, la han detectado una tumor benigno justo detrás del ojo: "Me detectaron el tumor en una de las pruebas que me hicieron, es un hemangioma cavernoso, es benigno y tal vez con el tiempo tenga que quitármelo".

Pont es feliz en México porque ha visto una puerta abierta en su proyección como actriz. Alterna series, telenovelas y cortos que la han llevado a rodar también en Los Ángeles. Actualmente es coprotagonista de Mi Fortuna es Amarte, una serie producida por Nicandro Díaz y en la que da vida a una doctora. Todo le va sobre ruedas en el ámbito profesional. Lo que peor lleva es estar a 10.000 kilómetros de su hijo: "Aquí he conocido a gente maravillosa, pero me siento sola porque tengo muy lejos a mi hijo y a mi familia, además ahora estoy muy sensible, me afloran muchos sentimientos".

Mónica Pont se define como "disfrutona", sabe alternar el trabajo y el ocio, pero de momento Cupido no ha llamado a su puerta: "No tengo pareja, si llega alguien que sea para sumar, si no es así prefiero estar sola".

Mónica ha estrenado el 2022 con un susto que no olvidará nunca, pero eso mismo la ha hecho reflexionar en el presente: "La vida es muy maravillosa y hay que disfrutarla con la gente que te quiere, y cuando tengas momentos tristes, piensa en lo bueno que tienes, que es la salud".

tracking