ESdiario
ÚLTIMA HORA

Carlos Alcaraz reedita su victoria en Wimbledon tras apalear a Novak Djokovic en tres sets (6-2, 6-2, 7-6)

Las dificultades de Dani Mateo con Kiko Rivera ven la luz y arde La Sexta

Por más que el hijo de Isabel Pantoja intente pasar desapercibido de vez en cuando las polémicas le persiguen. Es carne de corazón y sus mil y una anécdotas con famosos, una mina de oro.

Dani Mateo convenció al público de Zapeando con su anécdota sobre Kiko Rivera.

Publicado por
Candela Alba

Creado:

Actualizado:

Kiko Rivera vuelve a estar en el candelero mediático a pesar de su empeño últimamente por centrarse en su trabajo, en su mujer y en sus hijas. Sus desencuentros con su madre, y su hermana, Isa, siguen copando ríos de tinta y minutos de televisión en los programas del corazón.

Y es que el dj, genio y figura, es una mina de oro para los programas y las revistas, entre otras cosas porque es un pozo sin fondo de anécdotas.

Y si no que le pregunten a que este lunes no pudo evitar recordar en Zapeando su experiencia con Kiko Rivera hace años para el extinto programa Sé lo que hicistéis.

Una divertida anécdota que compartió con los espectadores del magacín de sobremesa de La Sexta remontándose a la mítica sección Desmontando a Paquirrín junto a Ángel Martín, en la que tenían que ayudar a Kiko a elaborar un monólogo.

Según Mateo, la idea era estar con él para que les contara su vida y les compartiera sus ideas mientras iba escribiendo el texto. Pero, pasaban los días, y no les daba ningún borrador. Cuando se lo dijeron, el hijo de Isabel Pantoja les sugirió visitar Sevilla ya que "ahí tendría más ideas".

La anécdota más divertida de Kiko Rivera con Dani Mateo y Ángel Martín

Su visita a la capital andaluza tampoco estaba dando frutos y el momento álgido llego cuando decidieron subirse a un velomar para ver si un paseo por las aguas del Guadalquivir le ayudaba. Subidos en la embarcación, Dani Mateo le preguntó de nuevo por el monólogo y Kiko Rivera, bromeando, le dijo que "lo estaba pasando a limpio".

En un momento dado, el humorista le sugirió que se levantara y "le dijera algo a esta Sevilla que tú tanto quieres". Y él, ni corto ni perezoso, se levanto para gritar: "Sevilla, te quiero". Fue entonces cuando Mateo le aconsejó que dijera algo más largo y Rivera no tuvo mejor idea que, sencillamente, alargar el "te quiero" en lugar de decir una frase más extensa.

Divertida anécdota que refleja muy bien la personalidad de Kiko Rivera y que sedujo este lunes al público de Zapeando para comenzar la semana de La Sexta de la mejor manera; subiendo en los audímetros. Así, el programa de zapping registró un 6.1% de cuota de pantalla y 565.000 espectadores, sus mejores datos desde el 20 de septiembre.

tracking