ESdiario
ÚLTIMA HORA

Dos muertos, entre ellos el autor los disparos, balance del intento del asesinato de Donald Trump

Sara Carbonero al fin habla de su historia de superación con el cáncer

La periodista se ha abierto en canal y explica de forma lo que ha pasado durante el proceso de superación de su enfermedad, que siempre ha querido mantener en el entorno privado.

Sara Carbonero sorprende a todos con una dura confesión

Publicado por
Sara Conde

Creado:

Actualizado:

Hace cinco años, el público se estremecía al descubrir que la presentadora de deportes más aplaudida de la televisión era diagnosticada con un cáncer de ovarios. Sara Carbonero descubría la noticia en 2019 en un hospital y su entorno cerraba filas para evitar especulaciones al respecto.

Era un secreto a voces del que solo se sabía que estaba sometida a un tratamiento, con aspecto algo triste, rostro cansado y muchos sombreros que intentaban ocultar la realidad de su situación, la ex mujer de Iker Casillas nunca quiso traspasar la barrera de su privacidad para evitar un mal mayor en su familia.

Apenas unas frases sueltas

A medida que sus hijos han ido creciendo, Sara aprendía a expresar más detalles de su situación, siempre en publicaciones a través de sus redes sociales y envueltas en mucho misterio, pero nunca hablando abiertamente sobre la enfermedad que le ha perseguido durante estos años y de la que, al parecer, sigue sufriendo algún que otro susto.

Incluso en una de sus recientes publicaciones, aparecía haciéndose un selfie para probar unas luces, asegurando que siempre se ve mal y añadiendo que, desde hace tiempo, mirarse a un espejo la lleva a tomar conciencia de sí misma. En aquella época de la enfermedad, Carbonero huía de su propia imagen porque no reconocía a la persona que mostraba el reflejo, así que estuvo muchos meses sin mirarse. Pero el espejo vino a ella a través de los ojos de su hijo.

Después del sexto ciclo de quimio, el crío mayor se tumbó en la cama con ella y le dijo: “Mamá, tienes las cejas grises y no pareces tú”, ante la sorpresa de la mejor amiga de Isabel Jiménez, que no sabía que no las conservaba.

Algo que sucedía porque no se miraba. Así que, para salir de ese momento, ella le contestaba que tampoco le quedaban pestañas, entre risas, y así conseguía salir airosa de otra de esas conversaciones incómodas que nadie quiere que vivan los hijos.

La periodista explica también que el día que la vieron con el pelo como un chico, les compró unos puzzles, para desviar su atención, aunque no funcionó. Primero aparecieron algunas lágrimas y después fueron a buscar fotos de actrices y cantantes monísimas de pelo corto. Pero, al final, llegaron las carcajadas, mientras en la tele aparecía un spot de Sara Carbonero, anunciando un champú con su larga cabellera.

tracking