| 13 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Tamara Falcó e Iñigo Onieva a lo "Memorias de África".
Tamara Falcó e Iñigo Onieva a lo "Memorias de África".

Tamara Falcó se gasta 100.000 euros en su película favorita en su luna de miel

La marquesa de Griñón y su flamante marido, Íñigo Onieva, han engañado a todo el mundo pero han sido pillados in fraganti tres días después de darse el "sí, quiero". Sueños cumplidos.

| Maribel Fernández Chismógrafo

Han vuelto a engañar a todo el mundo y, como pasó con el vestido de novia, Tamara Falcó e Íñigo Onieva han logrado guardar bajo siete llaves otro de los secretos más buscados de su boda: su luna de miel.

Aunque en un principio se dio por hecho que los recién casados habían comenzado su viaje con una parada en Doha antes de poner rumbo a Australia, lo cierto es que el destino elegido por la pareja es muy diferente.

Según reveló El Programa de Ana Rosa mostrando imágenes de su llegada a la ciudad, los marqueses de Griñón se encuentran disfrutando de la primera etapa de su exclusiva honeymoon en Johannesburgo, Sudáfrica. Y es que una de las películas favoritas de la hija de Isabel Preysler es Memorias de África y ha querido cumplir un sueño emulando a Meryl Streep y a Robert Redford con su viaje de novios.

La pareja aterrizó en el aeropuerto de la ciudad más grande de África cogida de la mano, con una gran sonrisa y una actitud relajada que demuestra el gran momento que están viviendo tras darse el sí quiero. Aunque se desconocen los detalles de la luna de miel, Sandra Aladró explicó que después de un par de días en Johannesburgo (donde ha nevado por primera vez en diez años) podrían comenzar un safari en una de las reservas naturales más espectaculares del mundo.

Tamara Falcó e Íñigo Onieva: unos días únicos en la sabana

Allí disfrutarán de unos días únicos en la sabana, viendo de cerca a animales salvajes como leones, elefantes o guepardos y desayunando con jirafas. También podrían visitar las cataratas Victoria y, aprovechando la ocasión, conocer Ciudad del Cabo, donde se elaboran unos vinos espectulares.

Un viaje personalizado al alcance de muy pocos bolsillos (ya que según una experta de una agencia de viajes de lujo podría superar los 100.000 euros) que podría continuar con una semana en una paradisíaca isla, como Mauricio o Seychelles, donde se alojarían en una exclusiva villa con playa privada, aguas cristalinas y una privacidad absoluta.

Por el momento se desconoce si estas serán las únicas paradas de su luna de miel, que podría alargarse varias semanas e incluir otros impresionantes destinos que a buen seguro iremos descubriendo poco a poco.