| 13 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
María Jesús Ruiz.
María Jesús Ruiz.

María Jesús Ruiz incumple el deseo más preciado de su ex en su peor momento

José María Gil Silgado no será operado de nuevo aunque en un momento dado se temió lo peor por su salud. Cuando reciba el alta le comunicarán una nueva condena de cárcel. Su ex no ayuda.

| Kike Calleja Chismógrafo

 

 

José María Gil Silgado no pasará de nuevo por el quirófano. El empresario se encuentra ingresado desde hace un mes en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla donde tuvo que ser intervenido de urgencia debido a un cáncer de colon.

Unos días después de la operación, el onubense sufrió una infección que hizo que los médicos llegaran a temer por su vida. A pesar de que los doctores le recomendaron volver a ser intervenido, el ex de María Jesús Ruiz se negó a ello haciendo presagiar lo peor.

 

Hace unos días, el empresario dio su brazo a torcer y decidió acceder a la recomendación de los cirujanos. Una decisión que no va a ser necesaria después de los resultados de las últimas pruebas y que comunicaron a la familia esta semana: "La infección ha remitido y no le van a volver a operar porque la herida del intestino está cicatrizando. La buena noticia que nos han dado es que el tumor es benigno y que si todo continúa así le darán el alta en los próximos días. Temimos por subida porque la primera operación fue muy agresiva. Mi padre no está contento porque él lo que no quiere es estar en prisión y le gustaría poder ver a su hija pequeña" explica su hija, Anabel Gil.

Durante todo este tiempo José María Gil Silgado solo ha tenido un deseo: ver a su hija pequeña en persona. El empresario lleva desde el año pasado sin poder disfrutar de ella. Hasta tal punto llegaron las plegarías del ex de María Jesús Ruiz que su hija Anabel y su hermana Cintia intervinieron en el programa Sálvame para pedírselo a la ex Miss España públicamente.

Pero, ¿se ha cumplido el deseo de Gil Silgado?

"La niña no ha aparecido todavía. Unos días después de que hiciéramos el llamamiento en Sálvame la niña se puso en contacto con un familiar mío para decirle que estaba en una tienda del centro de Sevilla. María Jesús Ruiz puso como condición que llevaría a la niña cuando no hubiera prensa. Cuando pensábamos que iba a traer a la niña, no solo no apareció, sino que se fueron a la playa a pasar el fin de semana. Esta mujer parece que como no se le dé caña, no reacciona. A mi padre no le dejan tener móvil para hablar con la niña siempre que quiera, así que si no le dan permiso, no puede comunicarse con ella. María Jesús siempre miente y yo sabía que no iba a facilitar nada a mi padre, porque nunca lo ha hecho", afirma enfadada, Anabel Gil.

 
José María Gil Silgado está cumpliendo una condena de nueve meses en el Centro Penitenciario Sevilla-1 de Mairena de Alcor (Sevilla) tras la denuncia que le puso María Jesús Ruiz por coacciones.

Una condena que termina el próximo mes de agosto. Sin embargo, el empresario no podrá salir en libertad, ya que hace unas semanas el Juzgado de lo Penal Nº 4 de Sevilla le condenaba a dieciocho meses de prisión por un delito de alzamiento de bienes relacionado con unos caballos. Una noticia que aún no le han comunicado.

Gil Silgado dejará la cárcel de Sevilla por una prisión en Granada

Gil Silgado no volverá al centro penitenciario de Sevilla aunque recibió el alta este mismo viernes, según pudo saber ESdiario, sino que será trasladado directamente a una prisión de Granada por petición de su abogado.

"En agosto terminaba la condena de María Jesús, pero ya ha empezado a cumplir la de los dieciocho meses que le ha caído hace unos días. En principio, cuando se recupere le trasladarán a Granada a la cárcel de Albolote. En la prisión de Sevilla no se le está dando el trato merece: le han denegado todos los permisos. No puede hablar con su abogado. Está ingresado en una habitación sin televisión y lo único que le dejan tener es una radio con pilas y algunas revistas y periódicos. Son habitaciones que a pesar de estar en el hospital pertenecen a Instituciones Penitenciarias y está custodiado las 24 horas del día", comenta Anabel Gil.