| 30 de Mayo de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Jonan Wiergo y su novio Cristian
Jonan Wiergo y su novio Cristian

El reencuentro de la pareja más famosa de SV de las redes acaba en la ducha

Asraf y Manuel vuelven a estar juntos cada día y las chispas no han tardado en saltar entre ellos una vez más. Todo ha comenzado por la hora a la que hacer fuego.

| Eleder Toledo Chismógrafo

Como cada domingo en ‘Conexión Honduras’, uno de los supervivientes iba a recibir la visita de uno de sus seres queridos. Esta semana ha sido Jonan quien ha podido disfrutar de la compañía de su novio durante un tiempo.

Cristian ha viajado hasta Honduras para reencontrarse con él, pero el superviviente no lo ha tenido nada fácil. Para poder verle ha tenido que enfrentarse hasta a tres retos. Una vez superados, finalmente la lona caía y podía abrazar a su chico.

 

Nada más verle, Jonan no ha podido evitar las lágrimas y se ha acercado a él para besarle y abrazarle con toda la ternura del mundo mientras le decía continuamente lo “precioso” que estaba: “No me lo creo, qué guapo, estás más guapo todavía”.

Después de unos primeros minutos de mucho cariño, ambos decidían ponerse al día y no parar de hablar. Su restaurante, el buen olor de Cristian, lo mucho que se echan de menos… Y hasta Raquel Mosquera.

La ducha de Jonan acabó compartiéndola con Cristian

Hasta que Ion Aramendi ha conectado de nuevo con ellos para comunicarles algo: llegaba el momento de que Jonan disfrutara de la recompensa que había ganado en la prueba. Una ducha le esperaba, ducha que ha terminado compartiendo con Cristian.

 

Tras el momento ducha, Ion les daba la mala noticia que no querrían escuchar: llegaba el momento de despedirse. “Me da mucha pena despedirme pero estoy tan feliz… Me ha pegado un subidón increíble. Necesitaba verlo, que me dijera que todo estaba bien. Increíble, increíble”, reaccionaba Jonan. 

El juego de recompensa daba a los ganadores un premio muy especial, poder darse una ducha de agua dulce durante dos minutos y poder coger tres objetos de las maletas que hicieron hace más de dos meses.

Tras disputar por parejas el juego, los ganadores han sido Yaiza, Adara, Diego y Bosco, que han corrido a sus maletas para elegir qué tres objetos se van con ellos a la playa y de ahí de han ido directos a la ducha, donde han disfrutado de este tiempo mientras caía el agua y se lavaban con champú.

Laura Madrueño pilla in fraganti a Bosco

Pero al acabar esto, Laura Madrueño ha pedido a Bosco Martínez-Bordiú que se pusiera a su lado: "Vente conmigo porque me dice el Pirata Morgan que me enseñes tus bolsillos, ¿te has guardado algo?". "No", ha dicho él y la presentadora le ha pedido que le enseñe todo lo que ha cogido de la maleta.

Los escarpines, dos bañadores y dentro de un bolsillo de uno de ellos un peine: "Lo he visto y lo he puesto, la verdad es que no he contado bien". Laura Madrueño ha preguntado a sus compañeros si creen que lo ha guardado sin querer en el bolsillo. "Seguro", han dicho ellos y Bosco se ha explicado: "No lo he contado bien, no lo hubiera puesto ahí, lo hubiera escondido". Y ha pedido disculpas por "no haber contado bien”.

 

El Pirata Morgan ha pedido al concursante que deje una de las cosas que ha cogido, el superviviente ha decidido que sea el peine el que vuelva a su maleta y se ha quedado con los dos bañadores y los escarpines.

El pasado jueves los supervivientes vivieron algo que llevaban deseando mucho tiempo: la unificación ha llegado a Honduras. Los dos grupos desaparecieron y todos los concursantes conviven desde entonces en una única localización, Playa Pelícano.

 

Asraf y Manuel vuelven a estar juntos cada día y las chispas no han tardado en saltar entre ellos una vez más. Todo ha comenzado por la hora a la que hacer fuego. El novio de Isa Pantoja proponía un horario, el hijo de Raquel Bollo discrepaba.

 

Asraf quería esperar a que saliera el sol alegando que los elementos aún estaban acuosos: “Mejor una vez y que salga bien”. Manuel prefería que se hiciera en ese momento: “Pero viento no hay, que es lo que más te puede perjudicar”.

A partir de ese momento, ambos volvían a protagonizar una nueva discusión como las de antaño. “Pues si no haberlo hecho tú en cinco días, tío, si no lo has hecho”, le reprochaba Asraf a Manuel. “Otra vez con lo de los cinco días, será gangrena… Lo hemos intentado pero no ha salido. Llévame al cursillo de la granja de tu abuelo”, respondía Manuel.

 

Fue entonces cuando el novio de Isa estalló: “¿Qué te pasa con la granja de mi abuelo? ¿De qué te ríes? De mis orígenes no te ríes, tío”.

“Yo no me he metido con tu abuelo en ningún momento”, decía el hermano de Alma. “Mi abuelo está muerto, no lo menciones”, replicaba Asraf.

Finalmente, y tras escuchar la opinión de Jonan y Adara que le habían intentado hacer ver que no había sido tan grave, Asraf decidía ponerse a hacer fuego: “Voy a hacerlo antes para que no se enfade nadie”.

 

Y, de manera asombrosa, el superviviente lo lograba “en un minuto”: “¡Míralo, el rey!”, gritaba Jonan. “¡Ole, eres un crack!”, añadía Adara. “La leyenda es cierta, el Dios del fuego”, comentaba también Bosco. Por su parte, Manuel se levantaba a darle la mano, eso sí, no con mucho ímpetu: “Bien, Asraf, felicidades”. Por su parte, Yaiza se limitaba a quedarse callada, pero su cara hablaba por sí sola.