| 30 de Mayo de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Alfonso Díez: el antes y el después.
Alfonso Díez: el antes y el después.

Carmen Lomana pone la puntilla al irreconocible rostro de Alfonso Díez: "fiebre"

Parece que el viudo de la duquesa de Alba ya no es el que era y los expertos han llegado a una conclusión en la que coinciden, paradójicamente, con la celebrity más pija de la televisión.

| Candela Alba Chismógrafo

La misma semana que María Zurita copó titulares con su nueva nariz y la propia prima del Rey Felipe habló con naturalidad de su intervención estética-médica quien se ha metido de lleno en los debates sobre las operaciones plásticas en la cara ha sido otro "noble". 

Y es que Alfonso Díez, viudo de la duquesa de Alba, ha hecho correr ríos de tinta rosa con su irreconocible rostro de los últimos tiempos. Una transformación estética que ha sido un no parar desde que falleció su esposa. 

 

Tal como repasó este jueves Espejo Público en Antena 3 ya en 2011 su rostro se presentaba con menos arrugas, con el paso del tiempo en 2015, reaparecía ante las cámaras en el funeral de su mujer y como resumió Gema López "los años pasan pero para Alfonso cada vez hay menos años". Pero fue en su última reaparición pública cuando Díez ofreció una cara mucho más rejuvenecida.

El programa de Susanna Griso no dudó en recurrir a un experto y el cirujano Miguel de la Peña opinó que "Alfonso se ha hecho el catálogo entero de los tratamientos de la clínica. Implante capilar, arrugas, blefaroplastia completa, rinoplastia, la redensificación de la cara e incluso del arco mandibular. Es el típico caso del paciente que pregunta: ¿Qué más me puedo hacer? y realmente nada porque vas a perder tu identidad".

¿Tiene Alfonso Díez la fiebre de las operaciones estéticas?

Una de las operaciones clave, según el especialista, fue la rinoplastia que calculó que en sus cambios estéticos puede haber invertido unos 30.000 euros. No del todo para bien porque "en el caso de los pómulos, tú ves la mirada de una persona mayor pero los pómulos de una persona de 40". O lo que es lo mismo, en vez de tratar la cara en su conjunto ha ido parte por parte, una técnica que desaprueba.

Pero claro, en estos casos si un cirujano le dice que no el paciente se suele ir a otra consulta "porque esas personas entran en una fiebre de que cuánto más cambio mejor". 

Claro que el mejor resumen de lo que Alfonso Díez se ha hecho en la cara tal vez lo dio Carmen Lomana, presente en plató. A la socialité le costó reconocerle a simple vista: "Era un hombre muy atractivo con sus arrugas y su cara", sentenció desaprobando el cambio.

Tampoco terminó de convencer a los espectadores de Espejo Público, por lo visto, porque el magacín de Antena 3, después de toda una semana de ascensos progresivos desde el lunes, registró un 7.5% de share y 222.000 televidentes, sus cifras más discretas desde el viernes pasado.