13 de Abril de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Maria Teresa Campos sale de su "encierro" voluntario.

Teresa Campos "castiga" a su ahora enemiga Gemio con el peor de los desprecios

El refranero español no miente y la presentadora ha aprovechado ahora que ha amainado un poco la última tormenta que le salpica para cobrarse su particular venganza contra su compañera.

| ESchismógrafo Chismógrafo

Una vez que su enfrentamiento con Isabel Gemio ha dejado de ser el tema más comentado de la actualidad "rosa" (porque la separación de Bertín Osborne y Fabiola Martínez y los avatares de la familia Pantoja acaparan todo el protagonismo) María Teresa Campos ha decidido abandonar su "encierro" voluntario y retomar sus quehaceres diarios.

Y es que la veterana comunicadora no había salido de su mansión desde que comenzó la polémica por la entrevista en la que, según ella, la presentadora de Sorpresa sorpresa le había hecho una encerrona sacando con poco tacto temas como su edad o sus relaciones personales. Su indignación por ello, además de las consecuencias del temporal Filomena en la localidad madrileña en la que reside, hicieron que la malagueña no se dejase ver en los últimos días.

Sin embargo, mucho más tranquila y de lo más sonriente, los reporteros pudieron ver a Teresa regresando a su domicilio después de visitar a su hija Terelu Campos. Una esperada reaparición en la que la comunicadora evitó atender a la prensa y contar cómo se encuentra tras su tenso enfrentamiento con Isabel Gemio.

Así, mientras que la ex de Edmundo Arrocet declaraba días atrás que no quería volver a oír de esa señora (en referencia a la extremeña) nunca más en su vida, con el paso de los días el enfado de la malagueña ha desaparecido y, su reacción cuando le preguntan por Gemio, es regalarnos la mejor de sus sonrisas y castigar a su ahora "enemiga" olvidando la polémica y evitando contarnos cómo se encuentra o si Isabel le ha pedido disculpas por una tensa entrevista que ha significado el fin de su amistad. Ya lo dice el dicho, que el mejor desprecio es no hacer aprecio.