06 de Marzo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Luis Miguel Rodríguez, El Chatarrero.

Luis Miguel Rodríguez "El Chatarrero" se "fija" en una conocida periodista

A ESdiario no se lo han contado. Lo ha visto “in situ”. La primera conclusión de lo que pasó en un famoso local de Madrid es que el empresario ya busca sustituta a Ágatha Ruiz de la Prada.

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 

 

El empresario de Desguaces Latorre ha vuelto a la vida social. Si alguna vez se la dejó. Quien fuera última pareja de Ágatha Ruiz de la Prada disfrutó el pasado viernes de un almuerzo-espectáculo en la capital de España. El lugar El Restaurante Abascal situando en la vía Fernández de La Hoz. La música corre a cargo del artista José Mora quien comenzó a amenizar los postres con su flamenco y su tambor. Y su alegría contagiosa.

Unos asistentes, pendientes de José Mora y otros distribuyendo su atención entre el artista y una conocida periodista que llama la atención tanto sentada como levantada. En este segundo grupo de “atención repartida” se encuentra el empresario de la chatarra, Luis Miguel Rodriguez.



Desde la ruptura de Rodríguez con la aristócrata Ágatha Ruiz de la Prada, poco se ha conocido de la vida amorosa y social del empresario. Los movimientos del pasado viernes son prueba suficiente y clara de que Ágatha ya es pretérito y Luismi (como lo conocen los amigos) quiere una nueva vida y no en soledad. El empresario de la chatarra se fija en esta mujer desde que llega al restaurante. Su mirada es casi fija. En un momento del “tardeo”, ya finalizado el almuerzo, Luis Miguel se acerca a esta compañera, se presenta y la invita a una copa. Comienza la conversación.

A ESdiario no se lo han contado. Lo ha visto “in situ”. Luis Miguel se dirige a esta conocida periodista con una educación exquisita. Correcto, educado, cordial y sin sobrepasarse en ningún momento. El utiliza sus herramientas visibles para el cortejo pero la receptora está en otra cosa. Digo visibles porque según dicen “las buenas lenguas” lo no visible a primera vista también es llamativo.



Nuestra protagonista anónima se anima a seguir escuchando a José Mora. Al finalizar la conversación entre el chatarrero y la periodista, quedan relegados para el siguiente encuentro que será producto de la casualidad. De la tarde del viernes en Abascal se pueden sacar dos conclusiones en relación a este tema. Luis Miguel Rodríguez ya busca sustituta a Ágatha Ruiz de la Prada y esta posible sustituta no es una “buscona” (segunda conclusión).