17 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Jessica Bueno.

La foto de la discordia de Jessica Bueno y su marido tenía una explicación

Es el peligro que tienen las redes sociales y "gozar" de miles de seguidores que hay que subirlo todo a Internet pero no siempre se conocen los detalles privados de las vidas de las personas

| C. A. Chismógrafo

 

 

La exMiss Jessica Bueno se encuentra esperando la llegada de su tercer hijo (el segundo con su pareja, Jota Peleteiro) y por eso un par de amigas, en complicidad con su marido, quisieron sorprenderla con un improvisado baby shower.

Iniciativa que ella compartió en redes y que en un abrir y cerrar de ojos se la había vuelto agresivamente en contra, con un aluvión de críticas por haberse saltado, supuestamente, las restricciones sanitarias en pandemia por Covid.

Sin embargo, Jessica no ha dudado en alzar la voz para defenderse y dejar claro que todos los que la criticaron a ella, a su marido y a sus amigas no tenían ni idea de lo que estaban diciendo: "Respecto a la baby shower… que estoy leyendo algunos comentarios que de verdad… ¿cómo se puede especular y montar historias en la cabeza sin saber? Solo por una simple foto, yo de verdad, alucino. Las hormonas me tienen revuelta y no me puedo quedar callada". 

Según su versión, "Lorena y Patri, que son mis amigas de la universidad, han venido principalmente no para verme a mí, sino porque tenían una reunión de trabajo a raíz de unas prácticas que han hecho. Tenían un justificante y un test negativo, al igual que mucha gente que tiene que viajar".

Además, la ex de Kiko Rivera (y madre de su primer hijo) añadió que "Jota (Peleteiro) se ha puesto de acuerdo con ellas para elegir expresamente este día, que era el que iban a estar cerca de casa. Ellas cogieron este día con él para que pudieran hacerme una baby shower. Yo en Bilbao no conozco a nadie. Tengo a amigas en Inglaterra y a mi familia en Sevilla. Muchísima gente que me hubiera gustado que viniera, no han venido por esta situación. Han estado ellas dos un ratito, un marido se ha vuelto loco y me ha decorado todo muy bonito. No se ha podido aprovechar tanto como me gustaría".

Ya que estaba concluyó asegurando que "estoy embarazada, me cuido muchísimo, no montéis historias… no tengo por qué dar explicaciones. Es muy triste tener que estar controlando la vida de los demás, cada uno sabe cómo tiene que actuar, no hay que estar con la pistola cargada para ver quién se ha saltado las normas. Cada uno que se cuide y que cumpla las normas. Vivo en una zona en la que no me pilla todo a mano y todo lo relacionado con el embarazo o extraescolares, todo es en Bilbao, por lo que tengo autorización para moverme, voy y luego me vuelvo a mi casa".