| 13 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Raquel está feliz con su marcha
Raquel está feliz con su marcha

La marcha de Raquel Bollo siembra de víctimas el plató de Sálvame

En Sálvame saben que, en muchas ocasiones, un buen ataque es la mejor defensa. Y es que lo acaban de demostrar enzarzándose en una guerra por la marcha de Raquel Bollo. ¿Hay más culpables?

| ESdiario Chismógrafo

Los que, hasta ahora, han sido compañeros de Raquel Bollo en las tardes de Telecinco no acaban de ponerse de acuerdo. Tan pronto están encantados con su marcha, como aseguran que la van a echar mucho de menos.

Y, más allá de que Raquel no es que sembrara mucho la amistad en sus últimos tiempos de programa, lo cierto es que hay algunos de los habituales del citado espacio que la extrañaran. Aunque no todos.

Ejemplo de ello es Lydia Lozano que, como ya declaró Raquel Bollo cuando explicaba las razones de su marcha, le había dolido mucho que la mujer de Charlie mostrase su alegría porque se iba.

Aunque Lozano no ha dudado en aclarar la situación. Según Lydia, en un primer momento de la incipiente guerra, ella se complacía de que Raquel tomase esa decisión por sí misma, y no que se tuviese que ir por mandato judicial o por que sus jefes la despidieran.

Un buen ataque

Unas bonitas palabras que se empañaron cuando Lydia decidió seguir defendiéndose embistiendo contra Kiko Matamoros.

Lozano sabe que la mejor defensa es un buen ataque. Por eso no dudó en empezar sus explicaciones sobre la Bollo asegurando que peor había sido la actitud de Kiko Matamoros que había hablado fenomenal de su compañera, ahora que se iba, pero que años atrás no era así.

Lydia, guerrera como pocas veces se le ha visto, aseguró que Matamoros en un polígrafo de 2014 pidió que echaran a Raquel Bollo y que estaría muy contento si Raquel se fuese del programa. Algo que enfadó, y mucho, a Kiko.