| 23 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Kiko Rivera.
Kiko Rivera.

Kiko Rivera muestra qué hay de cierto sobre sus secuelas físicas tras el ictus

Tanto se ha hablado de sus circunstancias de salud, personales y profesionales desde que recibió el alta médica que ha sido el propio protagonista el que ha cogido el toro por los cuernos.

| Redacción Chismógrafo

Hace justo dos semanas, la preocupación por Kiko Rivera era máxima. Minutos después de las 10 de la mañana se filtraba que el hijo de Isabel Pantoja había sufrido un ictus durante esa madrugada e, ingresado en estado grave en un hospital sevillano, las especulaciones sobre su estado de salud no tardaron en surgir.

Con el paso de las horas conocíamos más datos y era Irene Rosales la que, demostrando una gran entereza, confirmaba que su marido había sufrido un accidente cerebro vascular pero, afortunadamente, había sido leve y se había pillado a tiempo, por lo que Kiko, aunque asustado, se encontraba perfectamente.

Tres días después, el 24 de octubre, el Dj abandonaba el hospital y, oculto bajo una capucha y una mascarilla quirúrgica, ponía rumbo a su domicilio para continuar con su recuperación. Desde entonces, ni una imagen del dj pero sí muchos rumores sobre su situación.

Mientras algunos aseguraban que arrastraba secuelas físicas y el lado izquierdo del cuerpo afectado (por lo que necesitaba ayuda para realizar tareas cotidianas como vestirse) otros apuntaban a que Kiko no se estaría tomando en serio la rehabilitación y los consejos de los médicos y eso estaría provocando roces con Irene, muy preocupada por su recuperación. Además, se especulaba con que el Dj habría cerrado una exclusiva con una conocida revista para reaparecer y contar, en primera persona, todo lo relacionado con su ictus y cómo vivió la ausencia de su madre a su lado en un momento tan delicado como este.

 Informaciones que Kiko ha desmentido de un plumazo, reapareciendo por sorpresa en directo en sus redes sociales ("es el directo más importante de mi vida" ha reconocido) para contar a sus seguidores cómo se encuentra y qué importante decisión ha tomado tras el mayor susto de su vida.

Kiko Rivera, muy recuperado, demuestra que no arrastra ninguna secuela

Muy recuperado, y moviendo los brazos y el cuerpo para demostrar que no arrastra ninguna secuela, el artista ha confesado que "el ictus fue el mayor susto de mi vida. Pensé que no salía. Dejó la mitad de mi cuerpo paralizado, el lado izquierdo, pero como podéis comprobar no me ha dejado ninguna secuela importante, estoy completamente bien".

"Pero si ha cambiado mi vida para siempre", admitió, asegurando que se está tomando su recuperación muy en serio y "he dejado de fumar, como muy sano, hago deporte a diario pero sin esfuerzo, estoy en tratamiento con mi fisio, y gracias a ella todo ha vuelto a su sitio". "También he empezado el tratamiento con mi psicóloga", explicó, destacando la importancia de su recuperación anímica y no solo física tras su ictus.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida de Kiko Rivera (@riverakiko)

"Quiero deciros que esto mismo que estoy haciendo aquí lo podría haber hecho en cualquier otro medio remunerado, que el dinero siempre viene bien, pero al realizar una exclusiva me expongo a que los compañeros me pregunten mañana en la puerta de mi casa", añadió, revelando que finalmente ha decidido no hacerlo porque, como asegura, lo único en lo que piensa ahora es en "retomar mi vida con normalidad dejando a un lado conflictos familiares".

La nueva vida física, personal y profesional de Kiko Rivera

"Mi salud está por encima de todo. Quiero disfrutar de mis hijas, llevarlas al colegio, salir a cenar con mi mujer, disfrutar de mis amigos, y sobre todo me voy a centrar en mi trabajo. No quiero que mi vida personal vuelva a eclipsar mi trabajo en la música", explicó, dejando claro que no quiere volver a hablar de sus polémicas familiares, una etapa que su grave problema de salud ha dejado atrás.

"Ahora mi vida va a estar centrada en mis nuevos hábitos, en mi familia y en mi trabajo. Todo ello forma un nuevo Kiko que espera vivir muchos años más", añadió, finalizando su emocionante intervención agradeciendo el apoyo de sus seguidores y, principalmente, de su mujer y de sus hijos, "que han estado a mi lado desde el minuto uno". "Necesito un tiempo para recuperarme al 100% pero prontito estará disfrutando con vosotros en el escenario", prometió.

 

Una reaparición en la que, sin embargo, no ha hecho ninguna mención ni a su madre ni a su hermana, por lo que muchos aventuran que en esta nueva vida alejada de las polémicas y en la que priorizará su carrera musical y a su familia por encima de todo, no hay cabida ni para Isabel Pantoja ni para Isa.