| 25 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Camila Naranjo, en el Deluxe
Camila Naranjo, en el Deluxe

La última pareja de Humberto Janeiro da un repaso a Jesulín y sus hermanos

La mujer que acompañó al patriarca de Ambiciones hasta el final de sus días se sincera en el ‘Deluxe’ y deja por los suelos a la familia por su comportamiento con él y con ella.

| Redacción Chismógrafo

Camila Naranjo, la mujer que cuidó y acompañó a Humberto Janeiro hasta el último día de su vida, que se apagó hace un año, se sentó en el plató de ‘Viernes Deluxe’ para sincerarse sobre su relación con el patriarca de Ambiciones y, en especial, sobre su relación con Jesulín de Ubrique y el resto de sus hijos. Y no los dejó en muy buen lugar precisamente.

Según su testimonio, Humberto le dio permiso para que cuando él muriera contara todo lo que quisiera en televisión. Y se lo ha tomado al pie de la letra, asegurando nada más arrancar su conversación con María Patiño que "después del entierro nadie de su familia se ha preocupado por mí".

 

El patriarca de Ambiciones fallecía el 9 de agosto del 2020 y Camila Naranjo se quedó destrozada. Tras dos décadas a su lado, Camila ha sentido la soledad en este año largo. Así, quiso lanzarle un mensaje muy claro a los descendientes de Humberto: "Deberían estar muy agradecidos conmigo por haber estado cuidando a su padre. El que no es agradecido no es buen nacido".

Camila Naranjo relató que Jesulín no visitó a su padre en sus últimos ocho años de vida. "Humberto le pidió ayuda económica a Jesulín y a sus otros hijos y nunca le ayudaron... Ni Jesulín ni sus hermanos cuidaron a su padre. Lo tenían abandonado", aseguró la pareja de Humberto.

Camila llegó a la vida de Humberto Janeiro a finales de los años 90. Los problemas económicos, familiares y de salud del patriarca del clan Janeiro marcaron su relación desde el primer día y hasta el final. Camila no se separó de Humberto, aunque también hubo altibajos en su relación. Pero, por encima todo, permaneció a su lado, algo que, según su testimonio, no hicieron sus hijos, “que nunca le perdonaron haber abandonado a su madre”.