| 28 de Junio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Kiko Rivera e Isabel Pantoja
Kiko Rivera e Isabel Pantoja

Isabel Pantoja y Kiko Rivera consiguen al fin la tan ansiada venta

José Antonio Avilés habla de que se han saldado una serie de deudas que había sobre Cantora a cambio de quedarse con la finca a través de una venta posterior.

| ESchismógrafo Chismógrafo

‘Viva la vida’ ha recibido una noticia bomba que va a cambiar la vida de Isabel Pantoja y Kiko Rivera. La pesadilla de la tonadillera ha llegado a su fin porque al parecer  ha conseguido vender Cantora y, también, su ático de Fuengirola. 

Un empresario ha comprado el amplio ático de 248 metros cuadrados donde la tonadillera veraneaba. Consta de cuatro dormitorios y una terraza cubierta y acristalada. Todo valorado en 650.000 euros. Pero lo más llamativo es que se ha llegado a un acuerdo para vender la mítica finca de Cantora.

Cantora. El búnker de Isabel Pantoja durante los últimos meses. Su refugio, ya es parte del pasado. Madre e hijo llegan a un acuerdo económico para vender el inmueble que ocasionó la guerra entre ellos. La venta se hará efectiva en los próximos días tras firmar un contrato de arras. Están a la espera de la firma final.

Isabel Pantoja necesitaba el consenso con Kiko Rivera. Hace unas semanas, Kiko mostraba su preocupación por la deuda que había sobre Cantora. Deuda que podría heredar sus hijos, pero ya puede respirar tranquilo porque según hemos podido saber, ha dado su visto bueno. Eso sí, parece que ha puesto algunas trabas.

José Antonio Avilés habla de que se han saldado una serie de deudas que había sobre Cantora a cambio de quedarse con la finca a través de una venta posterior: "La persona que compra Cantora cuenta que es Kiko Rivera quien no para de poner impedimentos para llevar a cabo la firma de la compra". Isabel, por suponer, pedía dos millones y pico, y Kiko pedía más dinero cuando sabía lo que pedía su madre.