| 16 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pepe Navarro quiere poner fin al culebrón de Alejandro Reyes de una vez por todas.
Pepe Navarro quiere poner fin al culebrón de Alejandro Reyes de una vez por todas.

El contenido del burofax definitivo que Pepe Navarro envió a Alejandro Reyes

ESdiario ha tenido acceso al contenido del documento que podría poner fin de una vez por todas al culebrón del hijo de Ivonne Reyes y el presentador. ¿Las palabras se las lleva el viento?

| Isabel Rábago Chismógrafo

 

 

Tras su absolución en los juzgados de Violencia de Género, Pepe Navarro mueve ficha y continúa dando forma a la demanda que está preparando junto a su abogado contra Ivonne Reyes. Una demanda "que se sustentará en gran cantidad de documentación" con la que Navarro pretende "demostrar el acoso al que estoy sometido por parte de esta señora en los últimos años".

Así se ha manifestado el presentador cuando nos hemos puesto en contacto con él. Pepe no quiere dar más detalles al respecto, pero nos asegura que piensa llegar hasta el final del asunto tal y como piensan hacer sus dos hijos mayores, Andrea, de viaje de luna de miel, y Marlo. Los primogénitos del presentador siguen adelante con la demanda interpuesta contra la actriz venezolana, cuando esta insinuó en un plató de televisión que Pepe podría no ser su padre. Una durísima afirmación que los hijos de Navarro y Eva Zaldívar no piensan dejar pasar.

La lucha de Pepe Navarro no es solo con Ivonne Reyes sino también con su hijo Alejandro

Pero la lucha de Pepe no es sólo con Ivonne sino también con el hijo que legalmente le han atribuido, Alejandro Reyes. El hijo de la actriz concedió una entrevista exclusiva a una de las revistas más importantes de nuestro país, en la que aseguraba estar dispuesto a hacerse las pruebas de paternidad para demostrar que Pepe es su padre.

Pero no fue la única afirmación que realizó. Alejandro además aseguró que la herencia del presentador no era el principal motivo de la reclamación de su paternidad y que estaría dispuesto a renunciar a ella. Y han sido precisamente estas dos afirmaciones, hechas públicamente lo que ha motivado a Pepe a enviar un burofax al hijo de Ivonne invitándole a que materialice dichas aseveraciones.

Este documento al que hemos tenido acceso fue remitido al domicilio de la hermana de la venezolana, el pasado mes de mayo, ya que esa es la única dirección "oficial de Ivonne y de su hijo". En dicho burofax, Pepe Navarro se dirige en primera persona a Alejandro Reyes y le asegura que una vez leídas sus declaraciones públicas y constatado el interés del joven, en realizarse las pruebas en el Instituto Nacional de Toxicología, el presentador se pone a su total disposición para realizar la "prueba de manera rigurosa y clara para que no exista la menor sombra de duda".

Pepe Navarro ofrece a Alejandro Reyes tres pruebas en tres laboratorios diferentes

Sin embargo, le recuerda que la vía que propone no será posible, puesto que el Instituto Nacional no lleva a cabo pruebas privadas ya que sólo actúa en apoyo "de los poderes públicos y a requerimiento judicial". A pesar de ello, Navarro en dicho burofax le ofrece la posibilidad de realizar tres pruebas en tres laboratorios o entidades diferentes; "una elegida por ti, otra por mí y una tercera elegida por un árbitro independiente que pueda gestionar todo el proceso".

Pero Navarro da un paso más y atendiendo a las declaraciones del propio Alejandro, asegurando que no tiene ningún interés en la herencia que con su trabajo ha conseguido el presentador, se vuelve a poner a su disposición para que "formalices la renuncia en escritura notarial. Me pongo a tu disposición para facilitarte dicho trámite ante un fedatario público, puesto que esta cuestión sólo depende de ti".

Una redacción, la de este burofax, hecha desde el respeto y la intención de "buscar la verdad y para enmendar una situación que jamás debió de producirse". El burofax fue remitido a la casa donde oficialmente reside Ivonne Reyes y una vez informado del remitente fue inmediatamente rechazado a pesar de que se detalló que el destinatario no era Ivonne, sino Alejandro Reyes. El presentador a través de su abogado intentó entregarle el burofax al abogado de la actriz en su último encuentro en los juzgados, pero la abogada rehusó hacerse cargo de dicho documento. Por lo que a estas fechas podemos asegurar que el contenido de este burofax no ha sido entregado en mano al hijo de Ivonne Reyes y que no existe intención de facilitar que lo reciba.

Un burofax que muestra una vez más la intención del presentador de poner fin de una vez por todas a una historia que parece no tener fin.