| 05 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Íñigo Onieva.
Íñigo Onieva.

Alaska da un vuelco a la opinión mayoritaria sobre un Íñigo Onieva "reaparecido"

Parece que la opinión pública está virando en torno a la ruptura amorosa del siglo y para muestra, el termómetro de la popular artista. Mientras tanto, el ex de Tamara Falcó ha movido ficha.

| Redacción Chismógrafo

Alaska y Mario Vaquerizo son una de las parejas más unidas y enamoradas del panorama nacional, y lo han vuelto a demostrar en la inauguración de un nuevo concepto de casino que promete convertirse en el epicentro de las noches más canallas de la capital combinando a la perfección juego, música y gastronomía.

Un lugar que la cantante confiesa que le recuerda a Las Vegas, donde se casó con Mario hace la friolera de 23 años. ¿Cuál es el secreto de su éxito?: "El amor... Triunfan las ganas de que triunfe y muchas veces claro que te peleas, ha habido algunos mejores momentos que otros, pero sigues teniendo que tener ganas, tú no lo puedes impostar. Las ganas no te las puede quitar nadie y no las puedes fabricar", confesó.

Además, Alaska dejó claro que la fidelidad es un aspecto fundamental en su matrimonio y, como admite, no perdonaría una desealtad. "Las he perdonado en relaciones anteriores y no conduce a nada porque al final siempre estás con la mosca detrás de la oreja", explicó, reconociendo que aunque con casi 60 años piensa de esta manera, "cuando tienes 20, 25, 30, 35, no lo ves así".

Alaska defiende que Íñigo Onieva no es "Jack el destripador"

Por eso entiende perfectamente a Tamara Falcó, por quien admite que tiene "adoración desde que era pequeñita". Sin embargo, cree que nadie debería meterse en su ruptura con Íñigo Onieva porque "es solo cosa de Tamara". "Y sí, Tamara tiene todo el derecho a decir que se siente engañada porque lo ha estado, pero los demás no", aseguro, defendiendo al empresario de los durísimos ataques que ha recibido desde que se destapó su infidelidad a la marquesa de Griñón: "Vamos a ver, ¿ahora Íñigo es "el degollador de Boston" o Jack, el destripador? No".

"No entiendo que ahora digáis que una infidelidad va a afectar a los negocios de Íñigo. Estamos en el 2022, lo que ha pasado solo le puede ofender a Tamara y a los demás nos tendría que dar igual" apuntó dando un vuelco a la línea mayoritaria de opinión de las últimas semanas.

 

Mientras tanto y aunque no se sabía nada de él desde el 25 de septiembre (cuando, 48 horas después de negar su deslealtad a Tamara Falcó asegurando que sus imágenes besando a una chica eran de 2019, entonaba el mea culpa y emitía un comunicado a través de sus redes sociales) este martes se volvió a saber de Íñigo Onieva.

Íñigo reapareció con un importante paso que confirma que ha "tirado la toalla" con la socialité. A media mañana un camión de mudanzas llegó este martes al piso en el que vivía la pareja en el madrileño barrio de Las Salesas y sacó todas las pertenencias del joven. Una decena de cajas de tamaño mediano, numerosos portatrajes e incluso un llamativo casco de moto color amarillo flúor, que diferentes operarios sacaron del edificio y trasladaron, rápidamente, a la casa de su madre, Carolina Molas en la exclusiva urbanización de La Moraleja.