| 29 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
María Jesús Ruiz.
María Jesús Ruiz.

María Jesús Ruiz "respira tranquila" mientras peligra la vida de Gil Silgado

El nuevo año 2022 se presenta de la mejor manera posible para la exMiss España que, según ha podido saber ESdiario, acaba de recibir una buena noticia. Todo lo contrario que su exmarido...

| Kike Calleja Chismógrafo

 

 

José María Gil Silgado ha vivido su año más duro dentro de prisión debido a sus problemas de salud. El empresario ingresó hace un año en el Centro Penitenciario Sevilla- 1 de Mairena de Alcor (Sevilla) después de llevar varios días en busca y captura. Durante esos días de navidad el ex de María Jesús Ruiz envió una carta a sus hijos en la que les pedía tener un acercamiento con ellos y algunas pertenencias personales como el libro de familia.

Fue en marzo de 2020 cuando la Audiencia Provincial de Jaén condenó a Gil Silgado a nueve meses de prisión, dos años de alejamiento y a pagar 3.000 euros tras ser denunciado por su ex María Jesús Ruiz por coacciones. Una pena que ya ha terminado.

La estancia en prisión de Gil Silgado se ha complicado a lo largo de 2021

Sin embargo, su estancia en prisión se ha ido complicando a lo largo de 2021. El pasado mes de mayo el empresario tuvo que ser intervenido de urgencia por un cáncer de colón. A pesar de este contratiempo en su salud, Gil Silgado recibió otro duro golpe judicial. El Juzgado de lo Penal Nº 4 de Sevilla le condenó a dieciocho meses de cárcel por un delito de alzamiento de bienes relacionado con unos caballos. Aunque recurrió dicha sentencia la justicia se pronunció desestimando el recurso y aumentaba su estancia en prisión. Una situación que ha pasado factura en el ánimo del empresario quien tuvo que ser trasladado por petición propia hace unas semanas a la cárcel de Albolote (Granada).

ESdiario ha sabido que, hace unos días, Gil Silgado ha enviado un escrito a Instituciones penitenciarias solicitando que se le conceda el tercer grado debido a sus problemas de salud. Un documentación en el que el empresario a través de sus catorce hojas describe todas y cada una de sus dolencias. Según él y los informes médicos que ha aportado en el caso de no salir de prisión su vida corre peligro debido a sus patologías previas y más teniendo en cuenta la existencia del Covid-19.

 

En dicho escrito, José María Gil Silgado además manifiesta su arrepentimiento sobre los hechos delictivos que ha sido condenado y reconoce su responsabilidad. Además, promete que no se volverán a repetir haciendo todo lo que esté en su mano para reparar el daño que haya podido causar. Hay que aclarar que en esta modalidad de tercer grado no es precisa la satisfacción de la responsabilidad civil de Gil Silgado ya que carece de recursos económicos habiendo ya sido declarada su situación de insolvencia por el Juzgado de lo Penal Nº4 de Jaén. Por otro lado, el empresario asegura que tiene a sus hijos mayores y a una hermana que pueden acogerle en un régimen abierto así como una hija menor que necesita tener un trato más cercano con él.

María Jesús Ruiz recibe buenas noticias judiciales, todo lo contrario que su ex

Teniendo en cuenta esta situación habrá que esperar una semanas haber si la Junta de tratamiento le otorga o le deniega el tercer grado que tanto ansía. Tal y como ya publicó ESdiario los problemas de Gil Silgado no terminan aquí. El empresario, el próximo 16 de enero, empezará el año declarando en el juzgado después de que su ex le denunciara por el impago de la pensión alimenticia de la hija que tienen en común.

La que de momento puede respirar tranquila judicialmente hablando es María Jesús Ruiz después de conocer que la Sección Nº 15 de la Audiencia Provincial de Madrid ha archivado la denuncia que Anabel, hija de Gil Silgado le interpuso hace unos años por un presunto delito de injurias tras unas declaraciones que hizo contra ella en un programa de televisión y por las que le pedía 6.000 euros.