| 16 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Pablo Carbonell (Mediaset)
Pablo Carbonell (Mediaset)

Pablo Carbonell se confiesa en el “Deluxe”: “Llevo dos años sin beber”

El artistas ha desvelado, muy emocionado, sus problemas con el alcohol y cómo los ha superado con ayuda profesional

| ESdiario Chismógrafo

Pablo Carbonell ha sido el famoso que se ha sentado este sábado en el plató de “Sábado Deluxe” de Telecinco. El artista ha decidido ser entrevistado por Jorge Javier Vázquez y, entre otras cosas, desvelar muchas de sus intimidades que, hasta ahora, desconocíamos por completo. Es el caso de sus adicciones, relaciones personales y relaciones sociales. 

De lo primero que Carbonell quiso comentar nada más entrar en el plató del “Deluxe”, fue su pésame y profunda tristeza por el fallecimiento de Verónica Forqué. Lo hizo con un alegato muy certero sobre la salud mental, la necesidad de que hay profesionales que cubran este tipo de problemas mentales y la toxicidad, en muchas ocasiones, de las redes sociales. 

"Una vez recibí tantos insultos en las redes que me hicieron llorar”, confesó el artista, quien encabezó en su momento una de las bandas de la “movida madrileña” más populares, “Los toreros muertos”. "La gente de la farándula suele ser bastante frágil y cualquier opinión desfavorable u odio que reciben los hunde hasta límites que los 'ofendiditos' y los haters prefiero pensar que ignoran. (…) El suicidio de Verónica, y de otras muchas personas, es un reflejo de la sociedad... Debemos ser más empáticos los unos con los otros”, ha recalcado.

En cuanto a su vida personal, Carbonell ha desvelado que ahora es otra persona diferente a la que solíamos ver el televisión hace unos años. ”He cambiado de vida y me he ido a vivir al campo, la ciudad no es para mí”, confesó mientras matizaba que llegó a tener problemas con el alcohol. Según él, era un “buen bebedor” y probablemente no era un alcohólico, pero podría llegar a serlo si no lo controlaba, ya que era “bebedor social” con frecuencia. 

Sin embargo, cuando el Gobierno decretó el confinamiento de toda la población por la pandemia de coronavirus, Carbonell vio una oportunidad para dejar de beber. "Yo soy un buen bebedor... No tengo contestaciones, mal humor, ni me peleo, pero lo dejé y me encuentro estupendamente. Estoy muy bien. (…) "Si no hubiese dejado de beber no habría escrito la novela, no habría escrito muchas canciones, no habría perdido peso, ni estaría caminando... Sé que ha sido bueno dejarlo y no creo que vuelta a beber en mi vida”, ha asegurado.