| 19 de Mayo de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Irene Urdangarin empieza a saber lo que es tener focos pendientes de ella todo el rato.
Irene Urdangarin empieza a saber lo que es tener focos pendientes de ella todo el rato.

El altercado de Irene Urdangarin y amigos en un restaurante: a lo Froilán y Vic

A pesar de los temores de la Infanta Cristina de que saliera a sus primos maternos la hija pequeña de Urdangarin es bastante discreta, pero siempre hay momentos para liarla... con testigos.

| Maribel Fernández Chismógrafo

Aunque en su momento se especuló con que el acercamiento de Irene Urdangarin a su prima Victoria Federica y sus tendencias fiesteras no hacía demasiada gracia a la Infanta Cristina lo cierto es que son pocas las informaciones polémicas que ha protagonizado la hija de Iñaki Urdangarin desde que cumplió 18 años. Nada que ver con sus primos maternos, los hijos de la Infanta Elena.

Es incluso llamativo el escaso número de fotos y noticias de Irene con amigos o en cualquier plan de ocio con gente de su edad; todo lo contrario que Froilán y Vic.

Sin embargo, ahora ha trascendido que el entorno de la joven estuvo implicado en un altercado en un restaurante de Madrid, según recoge la revista Lecturas.

Aunque todo parecía una cita divertida con gente de su círculo cercano, una velada que transcurría dentro de la normalidad, varios testigos pudieron ver cómo algunos de ellos no se comportaron correctamente.

Aunque Irene tuvo una actitud muy discreta y educada algunos de sus acompañantes fueron bastante desafiantes con el el personal del local. En concreto un par de amigos se mostraron algo impacientes e impertinentes con los camareros, llegando a pronunciar la tan manida frase "vosotros no sabéis quiénes somos" amén de "¿no sabéis quién está aquí?" o "no sabéis con quién estáis hablando".

No obstante, según los testigos de la revista "ella no dijo nada, estaba muy tranquila comiendo y hablando con otra de sus amigas". 

Desde el local se asegura que, efectivamente, "era una mesa muy grande. Sí, estaba ella, pero bueno estamos acostumbrados a lidiar con este tipo de desencuentros y trato".

Cabe recordar que posteriormente Irene Urdangarin puso tierra de por medio y viajó a Camboya para hacer un voluntariado en la ONG Sauce. De hecho, la hija pequeña de Doña Cristina ha sido una de las grandes ausentes en los últimos eventos de la Familia Real, tanto del funeral de Fernando Gómez-Acebo como la boda de Teresa Urquijo y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida.