| 25 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Foto de archivo de Alba Carrillo
Foto de archivo de Alba Carrillo
Exclusiva

Varapalo: Alba Carrillo sienta en el banquillo a Ana Rosa Quintana y a Mediaset

La demanda por el despido incluye también a La Fábrica. Argumenta despido improcedente y fraude en la contratación. Ella misma ha prometido que hablará "largo y tendido" de este asunto.

| Roberto Pérez Chismógrafo

Alba Carrillo no va de farol en su cruzada contra Mediaset y sus productoras satélite como Unicorn o La Fábrica de la Tele. “Estoy esperando un juicio, estoy esperando las fechas por mis condiciones de trabajo”, dijo hace unos días en unas incendiarias declaraciones en su canal de Twitch. Y era cierto. De hecho, ya tiene fecha para verse las caras: será el 21 de diciembre en el Juzgado de lo Social número 39 de Madrid a las 9:30 de la mañana. 

Los abogados de Alba Carrillo han presentado una demanda por “fraude de la ley” en la forma de contratar a su clienta y “despido improcedente”. La demanda va dirigida contra la cadena Mediaset España; la productora de Ana Rosa, Unicorn Content S.L; la productora de Sálvame, La Fábrica de la Tele; Megamedia Televisión S.L, Publiespaña S.A.U, y Conecta 5 Telecinco S.A.U. 

La propia Alba Carrillo prometió algo sobre esta demanda en su reciente vídeo incendiario de Twitch: “ya hablaré largo y tendido sobre este tema. En Mediaset tiemblan”

Carrillo argumenta que hay un “fraude de ley” en la forma en la que se le ha contratado en los últimos años, concretamente desde el 13 de julio de 2016, si bien en la demanda se recuerda que el primer contrato se produjo en 2007 con la productora Zeppelin y que tuvo una duración de 101 días como “participante del concurso televisivo Supermodelo que se retransmitió en la cadena de televisión Telecinco, perteneciente al Grupo Mediaset España”. 

En la demanda pide contrato indefinido y despido improcedente 

La tesis de Alba Carrillo es que “todas estas empresas para las que la trabajadora ha prestado servicios de forma continuada desde el 13 de julio de 2016 conforman un grupo de empresas a efectos laborales, el Grupo Mediaset España” como figura, argumenta, en la estructura del grupo “extraída de su propia página web”. 

Es decir, Carrillo considera que en realidad ha habido un fraude en la contratación. Era Mediaset España la que le contrataba a través de diferentes empresas que su propia estructura laboral. Por eso entiende que se debe reconocer un contrato indefinido.

En consecuencia, reclama también un despido improcedente. Según expertos consultados por ESdiario, en caso de que se le reconozca el contrato indefinido y el despido improcedente, Alba Carrillo podría optar por la readmisión o el cobro de una indemnización.

ESdiario se ha puesto en contacto con la periodista y modelo y ha manifestado estar muy tranquila porque "confío es la justicia, a mi siempre la justicia me ha ido bien, es verdad que es lenta pero es verdad que la justicia siempre ha sido justa en mi caso, y confío en ella".

 Para calcular esa indemnización el juez tiene que determinar desde cuándo se considera que Carrillo tiene una relación laboral con Mediaset España (la demandante estima que desde el 13 de julio de 2016) así como la cuantía del salario percibido en el último año.

Los mismos expertos consultados por ESdiario consideran que la demandante tiene “bastantes posibilidades” de ganar el pleito ya que el juez podría estimar que efectivamente hay una relación laboral entre Mediaset con Unicorn, La Fábrica de la Tele y el resto de empresas que figuran en la demanda. En todo caso, la propia Alba Carrillo prometió algo sobre esta demanda en ese vídeo incendiario de Twitch: “ya hablaré largo y tendido sobre este tema”. En Mediaset tiemblan. 

Ya ha habido un acto de conciliación que ha fracasado

Según ha podido saber Esdiario, Alba Carrillo ya se ha visto las caras con los demandados, o mejor dicho, con algunos de los demandados. Y es que previamente al señalamiento del juicio para el 21 de diciembre ya se celebró el 22 de mayo pasado un acto de conciliación en el que no se llegó a ningún acuerdo. De hecho, solo acudieron a esa cita representantes de La Fábrica de la Tele y Unicorn. Mediaset y el resto de demandados ni siquiera hicieron acto de presencia.