| 16 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Irene Rosales, de nuevo en el ojo del huracán por la vida de su marido...
Irene Rosales, de nuevo en el ojo del huracán por la vida de su marido...

Con Irene Rosales "reaparecida" las peores sospechas de Kiko Rivera cogen fuerza

Cuando parecía que todo iba sobre ruedas en la vida del matrimonio y que ya había pasado lo peor una sombra oscura vuelve a planear sobre ellos... y no se puede decir que sea la primera vez.

| Redacción Chismógrafo

Días después de una solitaria vuelta a los escenarios en la que no estuvo arropado ni por su mujer ni por el resto de su familia, Kiko Rivera se ha convertido en protagonista de la polémica por haber sido presuntamente desleal, una vez más, a Irene Rosales.

Así lo destapaba Sálvame, asegurando que se vio al Dj besándose con una joven morena delante de varios testigos durante su bolo en Chipiona el pasado fin de semana.

Una infidelidad que podría dar al traste con su matrimonio, ya que en su día Irene dejó claro que no perdonaría "ni una más" a un Kiko que, por su parte, ha negado la mayor, apuntando a que sería uno de sus amigos el que roneó con una chica durante su concierto.

Rumores de crisis en el matrimonio que no se deja ver junto en los últimos tiempos

Inmerso en rumores de crisis porque no se ha dejado ver con la madre de sus hijas en los últimos tiempos, el hijo de Isabel Pantoja continúa volcado en sus compromisos profesionales e, intentando ignorar la polémica se convertía en la estrella de la inauguración de una clínica en Barcelona.

Un acto en el que le vimos relajado, sonriente y despreocupado pese a los rumores de una nueva infidelidad que se suman a las informaciones que apuntan a que podría no estar llevando una vida del todo ordenada y podría haber recaído, con su vuelta al trabajo, en sus malos hábitos. Ajeno a todo, Kiko difrutó de las mieles de la fama paseando en limusina por la ciudad condal mucho más tranquilo de lo que habitualmente se deja ver ante las cámaras.

Eso sí, de su deslealtad a Irene o de sus hábitos de vida en los últimos tiempos, ni palabra. Kiko da la callada por respuesta y ni confirma ni desmiente estas informaciones que podrían poner su relación con la sevillana en la cuerda floja una vez más.

Irene Rosales llama a la calma y a la tranquilidad

Tal vez para intentar calmar un poco las aguas y después de estar "desaparecida" en redes sociales (donde era muy activa hace no tanto) Irene Rosales reapareció en sus stories de Instagram sin dar grandes explicaciones pero intentando quitar hierro al asunto: " "Buenas, familia. Sois muchos los que me estáis escribiendo y muchos medios están hablando de mi desaparición en las redes", señala para añadir que "todo va de maravilla, pero este año mis dos princesas han necesitado más atención a la hora de ir al cole, ya que ha sido un cambio importante". A saber, su pequeña Carlota ha empezado la educación infantil y Ana ha dado el salto a primaria.

Sin entrar en detalles alega que "he estado liada a la hora de preparar la vuelta al cole y los nuevos horarios. No os alarméis, que no hay nada de qué preocuparse". ¿Se referirá a la presunta nueva deslealtad de Kiko Rivera?

Por si no quedaba claro, Rosales fue un poco más allá y rompió su silencio para desmentir tanto problemas en su matrimonio como que su marido haya sufrido una recaída en sus adicciones, dejando claro que Kiko está recuperado totalmente y que entre ellos no hay ninguna crisis a pesar de que no se hayan dejado ver juntos en los últimos tiempos.

"Estoy bien, no sé de donde se han inventado todas esas cosas de verdad, pero que estamos bien",confesó Irene, afirmando que no se cree que su marido le haya sido nuevamente infiel: "No le voy a dar importancia porque no me importa absolutamente nada".

 

Molesta por los rumores de que Kiko haya sufrido una recaída y señalando que es "lo único que me puede llegar a molestar", la sevillana salió en defensa de su marido y denunció que es "siempre con el mismo tema. Es a la única persona que le dan cada dos por tres un machaque psicológico de que si vuelve a caer en sus adicciones, que si no, ya está, porque es de la única persona que se habla". "Yo creo que Kiko en su momento habló del problema que tiene y no creo que haya que estar refrescándoselo y acusándolo cada dos por tres", apuntó dolida.

Cansada de los rumores de crisis en la pareja por su ausencia en el regreso de Kiko a los escenarios, Irene explicó por qué no arropó a su marido en su concierto en Chipiona: "Mi situación ha cambiado mucho. Yo antes podía acompañarlo más, ahora no puedo porque no tengo con quien dejar a las niñas. Antes también tenía la ayuda de mi madre, de mis hermanas, una hermana mía acaba de tener un bebé y es más complicado e imposible".