| 18 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Ainhoa Arteta.
Ainhoa Arteta.

Máxima preocupación por Ainhoa Arteta tras perder dos dedos por un infarto

La cantante está atravesando una fase durísima a nivel personal pocos días después de confimarse su cuarto divorcio. Sus problemas de salud han estado a punto de costarle la vida.

| Redacción Chismógrafo

Terribles momentos los que está sufriendo Ainhoa Arteta en las últimas semanas. Y es que apenas unos días después de salir a la luz su separación matrimonial de Matías Urrea y de haber permanecido casi un mes ingresada en un hospital sevillano tras sufrir un cólico nefrítico que acabó en sepsis y que hizo temer por su vida, acabamos de conocer que la soprano ha sufrido un infarto con fatales consecuencias.

Según adelantó la revista Semana, Ainhoa habría sufrido un paro cardíaco a finales de agosto que, a punto de costarle la vida, provocó además la amputación de urgencia de varios dedos de sus manos, ya que a consecuencia del tiempo que su corazón estuvo detenido sus extremidades se necrosaron.

El estado anímico de Ainhoa Arteta es lo que más preocupa mientras se recupera físicamente

Afortunadamente, la cantante lírica se recupera poco a poco en Bilbao de este infarto, aunque su salud continúa siendo muy delicada y su estado anímico es preocupante, ya que a las secuelas del paro cardíaco se une el trauma por haber perdido varios dedos.

Una impactante noticia sobre la que una Ainhoa Arteta, en su peor momento tras los contratiempos de salud que ha sufrido en los últimos meses, ya que al infarto y a la grave infección renal que a punto estuvo de costarle la vida a finales de julio, se unen las secuelas que el Covid dejó en su organismo y que la obligaron a desplazarse en silla de ruedas durante una temporada.

A estos inesperados problemas de salud se unen su separación de su cuarto marido, Matías Urrea (que ejercía de representante y del que era inseparable desde su boda) después de dos años de matrimonio. Tras atravesar varias crisis, parece que la ruptura es definitiva y Ainhoa afronta este durísimo momento más alejada que nunca del militar, con quien la relación no es buena en la actualidad.