| 30 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Kiko Rivera abandonó el hospital sin ganas de hablar con la prensa.
Kiko Rivera abandonó el hospital sin ganas de hablar con la prensa.

Kiko Rivera recibe el alta y deja el hospital tras ofender a su madre y hermana

Hasta cuando está tan enfermo como ahora y "vuelve a nacer" las relaciones familiares del hijo de Isabel Pantoja con su familia siguen levantando ampollas. Y eso que las desgracias unen...

| Redacción Chismógrafo

Desde el pasado viernes, Kiko Rivera se encontraba ingresado en el Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla tras haber sufrido un ictus. A pesar del desconcierto causado, Irene Rosales ha sido la encargada de informar en todo momento del estado en el que se encontraba su marido, asegurando desde un primer momento que había sido "leve" y se había pillado "absolutamente a tiempo", por lo que el dj se encontraba bien.

 

Tan solo un día después, Kiko era trasladado a planta y él mismo se encargaba de mandar un tranquilizador mensaje a sus seguidores, asegurando que, a pesar de haber temido por su vida, todo había salido bien. Tampoco ha dudado en agradecer el cariño de sus fans en todo momento, y sobre todo el apoyo de Irene en estos momentos tan duros: "Todavía le queda que aguantarme espero que muchos años más".

Finalmente, tres días después de ingreso, Kiko Rivera abandona este lunes las instalaciones hospitalarias para dirigirse a su casa. Irene Rosales fue la encargada de recoger al dj, que salió por la puerta de urgencias del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla.

Kiko Rivera evitó dar declaraciones al dejar el hospital

Con una capucha y la mascarilla puesta, Kiko evitó dar declaraciones subiéndose rápidamente al coche donde le esperaba su mujer, su gran compañera tanto en las buenas como en las malas. El dj hizo un gesto de saludo con la mano, pero prefirió no hacer declaraciones a la prensa en estos momentos.

Parece que, por suerte, todo ha quedado en un tremendo susto para Kiko. Un susto que ha causado un gran revuelo, y es que a pesar de que ha recibido la visita de su prima Anabel Pantoja, ni su madre Isabel Pantoja ni su hermana Isa Pi han podido entrar a verle al hospital. 

Algo que ha ofendido gravemente tanto a su madre como a su hermana, tal como confirmó la propia Isa Pantoja este lunes en El Programa de Ana Rosa

Dolida por las críticas que provocó que se acercase al hospital el pasado viernes para interesarse por su hermano (sin éxito porque ni vio al Dj ni pudo hablar con él) reveló por qué su madre no siguió sus pasos y no fue al hospital en estos durísimos momentos para su hijo.

A Isabel Pantoja no le dejaron ir a visitar a su hijo Kiko al hospital

"Mi madre quiere ver a Kiko, pero lo que le han transmitido es que las visitas nuestras le pueden alterar y es mejor no alterarle porque está hospitalizado, y es mejor esperar a que él salga del hospital y quiera hablar con nosotras", explicó, confesando la delicada tesitura en la que se encuentra la tonadillera porque, a pesar de sus deseos de abrazar a su hijo tras el mayor susto de su vida, no quiere alterarle y que le pase algo por su visita.

"Yo sí querría ver a mi familia independientemente de lo que haya pasado. Yo no voy a alterarle ni tampoco iba a decirle 'oye, vamos a hablar del problema que hemos tenido'. Solo le iba a dar un abrazo. Me hubiese gustado verlo", confesó, imaginando que en la petición de Irene tanto a ella como a su madre para que no vayan a verlo para no alterarlo, Kiko también ha tenido algo que ver: "Imagino que él está de acuerdo".

Acerca de cómo se enteró de que el Dj había sufrido un ictus, Isa contó que recibió la noticia de un amigo suyo en torno a las 10 de la mañana, cuando estaba en el gimnasio: "Se me viene el mundo abajo, me voy a mi casa, e intento hablar con toda mi familia, aunque en un principio no consigo hablar con nadie y me asusto". "A mi hermano le ha dado un ictus y tengo que saberlo aunque haya sido menos grave", reprochó sin dar nombres, aunque sí admitió que no fue su cuñada quien le confirmó lo que había pasado.

Y no solo no le informó a ella, sino que como dejó entrever, tampoco se lo habría dicho a Isabel Pantoja: "La explicación que le dieron a mi madre tendrán que decirla ellos. No voy a contar cómo se enteró ni en qué circunstancias, pero mi madre lo está pasando muy mal. Estamos en contacto y ella está siendo un apoyo para mí y yo estoy siendo un apoyo para ella. Yo también tengo un hijo y a mí madre me duele".

 

Ante la falta de información sobre su hermano, Isa decidió desplazarse el viernes por la tarde hasta el lugar para preguntar por Kiko personalmente porque, como ha explicado, "si van amigos, ¿no voy a tener más derecho yo a preguntar cómo sigue, que soy su hermana?".

"Me preocupo por él y pregunto por él, y lo que nos ha transmitido Irene es que como somos personas que le alteramos, en el sentido de emocionarle, por recomendación médica es mejor que no vayamos. Pero yo voy como hermana, persona humana que soy, para estar fuera y preguntar por él con toda mi buena intención y si alguien no lo entiende es que queréis muy poco a vuestra familia. No entiendo por qué se me cuestiona a mí que yo vaya. Yo lo siento así y así lo he hecho, no me arrepiento de haber ido", apuntó molesta por las críticas que ha recibido por acercarse al hospital.

"No entiendo cómo hay amigos y familiares allí, que todos van a hacerse fotito por aquí, fotito por allá y mi madre no puede verlo. Siente impotencia al verlo todo desde la distancia porque si va al hospital, donde no es bienvenida, va a provocar una situación incómoda porque no quieren que esté", añadió sin ocultar lo dolida que está con Irene por no permitir a la tonadillera ir al hospital.