| 28 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Raquel Del Rosario.
Raquel Del Rosario.

Raquel del Rosario pasa por quirófano par dar un vuelco inesperado a su físico

En los tiempos que corren no es habitual que alguien famoso acabe dando estéticamente más importancia a la salud que a un cuerpo escultural y de medidas perfectas, pero ella no es cualquiera

| Redacción Chismógrafo

Pero Raquel del Rosario no es cualquiera y de un tiempo a esta parte está priorizando cosas que no tienen tanto que ver con la imagen como con otras cosas más profundas e importantes.

Será por eso que al revés de lo que suelen hacer las celebrities se ha sometido a una operación de estética pero no para ponerse prótesis en el pecho sino para quitárselas. Dado que el cambio físico iba a ser evidente en las constantes fotos suyas y de su familia que comparte en sus redes, ha sido ella misma la que ha cogido el toro por los cuernos para explicarse y, de paso, zanjar cualquier especulación y rumor al respecto.

Y es que era más o menos evidente que sus pechos habían bajado de tamaño ostensiblemente. La cantante ex de Fernando Alonso ha decidido extirparse los implantes que se puso en su día, allá por 2013, y que ahora no solo no le convencen sino todo lo contrario.

"He recibido varios mensajes por privado a raíz de mi evidente cambio de imagen en las ultimas fotos. Mi pecho no ha desaparecido, lo que si ha desaparecido son los implantes que decidí ponerme hace trece años", explica Raquel antes aclarar "los motivos que me han llevado a tomar esta decisión": "han sido varios, pero el principal ha sido el tener un acto de honestidad con la Raquel que soy ahora".

Raquel del Rosario, más natural que nunca se quita los implantes que llevaba en el pecho

Y es que, según explica Del Rosario, "llevaba mucho tiempo sintiendo la necesidad de hacerlo, pero iba retrasando la idea de pasar de nuevo por un quirófano. Un día tropecé con un post en instagram de una chica que mostraba su cuerpo durante la lucha contra un cáncer asociado a estos implantes (Linfoma Anaplásico de Células Grandes, la OMS no lo había reconocido hasta 2016). Hubo una frase que me resonó de manera especial: Colocamos estas bombas de relojería sobre nuestro pecho y nuestro corazón...".

 

Ese día tuvo la necesidad inminente de ahondar en este asunto y buscó información sobre los hashtags #breastimplantillness y #explant que le ayudaron "a descubrir un sinfín de historias de mujeres cuya salud se había visto afectada por el uso de prótesis mamarias. Los síntomas más comunes son la ansiedad, falta de concentración, perdida de cabello, dolor muscula, cansancio, dificultad para respirar, enfermedades autoinmumes". Esa misma semana buscó una clínica para extirparse los suyos.

Raquel del Rosario decidió primar su salud y su coherencia consigo misma sobre la estética

Todo ellos a pesar de que fue consciente plenamente de que "esa zona no iba a ser la misma tras tantos años llevándolos, más los cuatro de lactancia en total". Si embargo, "en la balanza sin duda pesaba más mi salud y el acto de coherencia conmigo misma. Una vez retirados, el doctor me dijo que uno de ellos estaba presionado ligeramente mis costillas, supe entonces que todo aquello no había sido por casualidad".

Con esto no quiere juzgar a nadie ni ser más ni menos que nadie: "Compartiendo mi experiencia no pretendo juzgar ni hacer sentir mal a nadie, lo que tú decidas será lo correcto porque es tu decisión. Pero si aquella chica no hubiese compartido la suya, tal vez no me hubiese ayudado a dar este paso tras el que no puedo estar mas feliz y agradecida. Me siento más yo que nunca".

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida de Raquel Del Rosario (@raqueldelrosario)